26 de octubre de 2011

Felicidad compartida

 Matt Harding viajó a través de muchos países, solo comenzó a bailar, y filmó el resultado. El vídeo es quizás un ejemplo claro que los seres humanos de todo el planeta sentimos un vínculo común, como parte de una sola especie. La felicidad es contagiosa, pocas personas son capaces de ver este vídeo sin sonreír.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes algo que decir, opinar o aportar... Bienvenido será.