martes, 19 de junio de 2012

Nada ocurre por casualidad

Nos suceden experiencias vividas que por la manera en como nos afectan, se las atribuimos a la buena o mala suerte, al azar, o a la casualidad. Otras decimos que suceden porque sí, porque tenían que suceder y en otras simplemente no le prestamos ninguna atención.



Basándome en el principio causa / efecto y en mi propia experiencia, estoy en condiciones de afirmar que nada ocurre porque sí, o sea que todo ocurre por y para algo.
Un ejemplo sería, que si estáis leyendo esto, no es por casualidad... es por causalidad.

Leemos libros, vemos películas, experimentamos diversas situaciones con otras personas. A no ser que seamos críticos literarios, de cine o un personaje público, todo lo que leemos, vemos y experimentamos, viene a nosotros de una manera u otra, por una causa y para mejorar algún aspecto de nosotros mismos.

Me diréis que en nuestra época de estudiantes nos han obligado a leer, ver y experimentar. Esto es debido al sistema, en este caso al sistema educativo y que de poco o nada nos ha servido para mejorar algo nuestro... por supuesto el nivel cultural sí, pero a nivel emocional y evolutivo no. Es decir, que lo que sintamos como una obligación, nos viene bien para desenvolvernos por el sistema establecido... el que nos deja escaso tiempo para ocuparnos de nosotr@s.

También vivimos experiencias muy duras. (Separaciones, enfermedades, accidentes, fallecimiento de familiares...) Puede que con lo que voy a decir me creé algún enemigo, aún así me atreveré a decir; que estas tampoco ocurren porque sí, no se lo atibuyo al simple azar... lamentable y desgraciadamente, debido a nuestro bajo nivel de conciencia, evolucionamos y aprendemos a través del dolor y del sufrimiento.

No quiero acabar con lo anterior esta entrada, por lo que también me atreveré a decir; que prestéis atención a vuestro alrededor... está repleto de causalidades, sincronicidades y coincidencias, que algo o alguien nos las están enviando.                   

16 comentarios:

  1. ¿Alguien quién? ¿Dios? ¿El destino? Mmmm...no sé qué decirte, lo que sí sé es que hay un estudio que dice que el 10% de lo que nos pasa es causa del azar y el 90% nuestra reacción... De ahí que las cosas salgan bien o mal por nuestras decisiones...

    Interesante pero podríamos estar divagando sobre esto años, creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LLámalo como quieras Ana, mi opinión me la reservo para no herir sensibilidades.
      Me gustaría ver ese estudio que comentas... Si puedes y quieres me lo pasas.

      Tienes razón, estos temas generan mucho debate y no quiero hacer de este una "lucha de egos". Esta entrada solo está basada en mi propia experiencia.
      Gracias por tu crítica constructiva!! ;)

      Eliminar
    2. Yo tb creo que las cosas pasan por algo, que el curso de los acontecimientos pasan porque tienen que tomar otra vertiente...pero claro, no sé si eso pasa porque hay alguien que lo dirige todo o porque pasan debido a esos cambios...

      ¿Lucha de egos? Noooo, simplemente que sería para abrir un foro de debate, creo.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Aquí en este mundo estamos para aprender, si no aprendemos a la primera de una situación personal o como bien dices, de los acontecimientos que experimentamos, ese misma situación o acontecimiento volverá a nosotros de una manera u otra... de ahí el dicho: "el ser humano es el único 'animal' capaz de tropezar más de una vez con la misma piedra".
      Respecto a si estas "señales" vienen de fuera o de dentro, creo que esto está codificado para la inmensa mayoría de nosotros, al menos en este plano o realidad en la que habitamos.

      Encantado de abrir un foro de debate. Otro abrazo para tí!!

      Eliminar
    4. Bueno, ya has visto que el tema espiritual lo soluciono "cortando por lo sano" jajaja. He descubierto que no hay nada mejor que transferir esa negatividad real en un mundo irreal (virtual) e imaginario...

      Benditos blogs!

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Mi experiencia es que todo depende de nuestras decisiones, o para aprender algo que nos lleve a nuestros deseos, pero no hay que olvidar que todos estamos en el mismo escenario y que a veces nuestro personaje nos exije actuaciones que nos parecen duras, pero no dejan de ser actuaciones de un personaje, y el personaje y el actor no siempre son la misma persona, al menos esta es mi opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Somos actores interpretando a un personaje... Muy interesante tu opinión!!

      Eliminar
    2. Hay una técnica llamada psicodrama, basada en el teatro, donde los participantes eligen su personaje y su obra, de tal manera que cada uno queda reflejado, yo he asistido a algunas de estas representaciones como expectadora y es muy curioso.
      Creo que la vida es eso un gran escenario donde cada uno elige su papel, de tal manera que la obra esta continuamente puesta en escena, y actores y público estamos en el escenario, el papel de cada uno puede ir cambiando, pero el espectaculo continua.

      Eliminar
    3. Interesante, me dedicare a indagar un poco mas sobre el tema.

      Eliminar
  3. Tienes razón, aunque supongo que asusta un poco pensar que determinadas circunstancias porque nosotros mismos nos lo buscamos. En esto, como en casi todo, es más fácil echarle la culpa a otros, aunque éstos tengan origen divino.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería más fácil no pensar ¿verdad?. Reconozco que tengo un problema con lo de no pensar :)

      Eliminar
  4. Mi madre siempre dice que las casualidades no existen...todo tiene su por qué.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran sabiduría la que desprenden nuestros mayores!!

      Eliminar
  5. La mitad de mi vida ya ha pasado. Si tengo que pasarme la otra parte, que no sé cuando va a acabar intentando descubrir el por qué de las sincronicidades que encuentro sin lograrlo no le encuentro el sentido. A estas alturas una pequeña verdad no basta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le encontramos sentido, debido al escaso nivel de conciencia que tenemos la mayoría, quizá si empezáramos por conocernos a nosotros mismos, puede que poco a poco comprendiéramos el sentido o el significado de las sincronicidades.

      Eliminar
  6. Muy bueno muchas gracias por compartirlo! :D Saludos!

    ResponderEliminar

Si tienes algo que decir, opinar o aportar... Bienvenido será.