5 de agosto de 2014

Dos lugares llamados; B 66 y B 33

En un tiempo lejano, ¡muy lejano! habitaban en algún lugar del universo unos habitantes llamados; vanidad, soberbia, rabia, envidia, odio,... entre otros más. Para identificar a este lugar le llamaremos: B 66.

En otro lugar del espacio/tiempo contemporáneo al anterior, al que llamaremos B 33 habitaban unos seres llamados; humildad, altruismo, compasión, empatía, honor, ... entre otros.

Para tratar temas de la comunidad, los habitantes de B 66 se reunían y dialogaban entre ellos con el fín de llegar a alcanzar acuerdos comunitarios.
Sin embargo, pocas eran las ocasiones en que se ponían de acuerdo entre sí, ya que el egocentrismo imperaba en ellos.
Al finalizar cada reunión, los habitantes emitían el resultado de estas en forma de energía (invisible para ellos, como para nosotros el oxígeno) y año tras año, década tras década, la energía se iba acumulando en una especie de nube.

Igual ocurría en B 33, sus habitantes debían de reunirse para tratar temas de convivencia.
Y también emitían el resultado de sus acuerdos en forma de energía que se iba acumulando y engordando con el paso de décadas y siglos, en forma de nube.

Un buen día, al albergar tal cantidad de energía las nubes de ambos lugares, no pudieron soportar más tiempo su carga y colapsaron.
A partir de entonces, a la carga liberada por la nube de B 66 se le llamó; Miedo
A la carga liberada por la nube de B 33 se le llamó; Amor

Ambas cargas liberadas viajaron y se repartieron por el resto del universo, llegando a tocar a planetas y seres que habitaban en estos... entre ellos, nuestro planeta Tierra.

Desde entonces los seres humanos hemos sido tocados por ambas energías. Pero como gozamos de libre elección, podemos eligir cual es la energía que recibimos y también cual emitimos. Así quizá, llegaríamos a formar una "nube" que impere sobre nosotros... La elección y la responsabilidad es tuya y mía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes algo que decir, opinar o aportar... Bienvenido será.