9 de mayo de 2015

Elementos contaminantes

Otra vez ensuciando tu espacio...
De nuevo, contaminando con residuos tóxicos el lugar donde, en su origen, es natural, armónico y limpio.

Al leer lo anterior, te habrá venido a la cabeza la contaminación planetaria a la que por desgracia ya estamos más que acostumbrados.
En cierto modo así es, ya que cada día que pasa, tengo la certeza de que nuestro estado interior influye en el exterior. Pero en esta ocasión me refiero a los "pensamientos contaminantes", o a los típicos problemas que en ocasiones se agarran a la mente, como el alquitrán en los pies cuando paseas por una playa en donde atracan embarcaciones.

A veces solo basta con apartar el "elemento contaminante" de la zona que no le corresponde.
Otras veces, es necesario raspar pacientemente para poco a poco, ir eliminando de nuestro entorno o interior, aquello que en un principio no tenía que estar ahí.

Recordar que todo tiene solución, ayuda a no desesperar y a no agrandar más el problema.
Utiliza la "herramienta" adecuada y ponte manos a la obra.


Buscando una imagen, me encontré con esta cita que "hila" bastante bien con este post.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes algo que decir, opinar o aportar... Bienvenido será.