30 de enero de 2016

Práctica

Siéntate en silencio. Inspira y expira durante unos momentos para calmarte.
Una vez en calma, pon tu atención en la respiración. Al inspirar, te sientes bien; al expirar te sientes féliz.

Y... nada más que añadir. Practica esto durante unos pocos minutos y luego me cuentas :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes algo que decir, opinar o aportar... Bienvenido será.