Mostrando entradas con la etiqueta paisajes naturales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta paisajes naturales. Mostrar todas las entradas

15 de mayo de 2016

Los beneficios de reconectar con lo natural

Somos los lugares que habitamos. Porque el entorno determina nuestra forma de ser. Así lo sostiene la psicología ambiental, en la que los urbanitas desencantados buscamos una disculpa teórica para huir a la naturaleza en cuanto podemos, sin complejo de domingueros. La vuelta a los paisajes naturales es una necesidad. Y no tiene nada que ver con esa idealización del campo que preconizaba el locus amoenus de nuestros antepasados renacentistas.

“Con la llegada de la sociedad moderna, la ciudad representaba seguridad frente a las agresiones potenciales de la naturaleza”, explica José Antonio Corraliza, catedrático de Psicología Ambiental de la Universidad Autónoma de Madrid. “Hoy esa actitud nos resulta errónea, e incluso nos permitimos hablar del trastorno por déficit de naturaleza: incremento de la obesidad, enfermedades respiratorias, falta de vitamina D, estrés… La ciudad nos aporta protección y confort, pero nuestro sistema nervioso no se ha adaptado y echa de menos esa estimulación natural que nos ha dado la supervivencia como especie”. Por más que nuestros genes conserven esa información, no resulta fácil para los urbanitas reincidentes reconectar con la naturaleza. “Hemos caído en un analfabetismo natural, hemos perdido la memoria de reconocer los estímulos que proceden de ella”, asegura Corraliza.
El “verde que te quiero verde” lorquiano podría convertirse hoy en el eslogan de esa llamada hacia el escenario que vio nacer a la humanidad y que cura cuerpo y mente. Los sistemas sanitarios de algunos países comienzan a prescribirlo en las consultas médicas. En Japón, por ejemplo, es habitual recetar shinrin-yoku (baños de bosque), porque se sabe que pasear entre árboles reduce la presión sanguínea, el estrés y la glucosa, fortalece el sistema nervioso y hace que los linfocitos aumenten, evitando enfermedades y tumores. Y el Gobierno nipón, a través de su Agencia Forestal, acerca a los ciudadanos a los bosques, poniendo a su disposición coaches que les enseñan, in situ, cómo respirar, qué paso llevar o cómo vivir la experiencia de manera consciente.



Sí, convertir una escapada al campo o a la montaña en algo terapéutico es posible… siempre que estemos dispuestos a “asilvestrarnos”. ¡Abstenerse quienes sacan las sillas plegables del coche y se apoltronan entre pinos! “Se trata de ir con actitud de paseo, prestando atención, fijándose en los sonidos, los colores, las texturas, los olores…”, propone el profesor Corraliza. “Solo hay que dejarse impresionar por ellos y recuperar nuestra memoria atávica”. Que la sanidad pública española tome ejemplo de Japón no parece muy probable, al menos a corto plazo. Por eso, si necesitamos ayuda para redescubrir el paraíso verde, podemos apuntarnos a un taller de arbolterapia como los que imparte el terapeuta gestalt Michel Abriel, cuya iniciativa Encuentro con los Árboles nos permite conocer el mundo vegetal desde diversas perspectivas para mostrarnos lo que aporta a nuestro beneficio físico y emocional.

¿Y qué hacer si no podemos escapar al bosque? “La ciudad no tiene por qué aislarte de la naturaleza: los parques tienen una función igualmente terapéutica”, asegura José Antonio Corraliza. Y una última recomendación de Abriel: “Sabemos que entre las macetas que cuidamos y nosotros se crea un vínculo afectivo, así que tener plantas cerca es altamente positivo. Y tengamos en cuenta que la aromaterapia, los aceites esenciales e incluso las infusiones son una forma de relacionarnos con lo natural sin movernos de casa”. Naturaleza de bolsillo… ¡sin insectos ni agujetas!

Fuente: El país semanal. elpaís.com

30 de enero de 2016

Práctica

Siéntate en silencio. Inspira y expira durante unos momentos para calmarte.
Una vez en calma, pon tu atención en la respiración. Al inspirar, te sientes bien; al expirar te sientes féliz.

Y... nada más que añadir. Practica esto durante unos pocos minutos y luego me cuentas :)


18 de agosto de 2015

La naturaleza como ejemplo. El ritmo

La naturaleza, lo natural, siempre ha sido y se ha tomado como ejemplo para el desarrollo y el avance humano.
El vuelo y el batir de las alas de las libélulas sirvió de inspiración para la fabricación de helicópteros.
En la manera en como las aves hacen sus nidos combinando barro y ramas, también se fijó el ser humano para la construcción de sus hogares. Son solo dos ejemplos que me han venido a la cabeza, los que si se busca información, seguro que nos encontraremos con cientos de ellos.

El mundo natural nos ha ayudado, nos ayuda y nos seguirá ayudando a evolucionar como especie, sin embargo en muchas ocasiones se nos pasa por alto o no somos conscientes de lo básico... Su ritmo.
El reino vegetal necesita su tiempo para desarrollarse y crecer. Si se fuerza a una planta para que desarrolle su flor antes de tiempo, probablemente morirá. Claro, si se utiliza elementos químicos vivirá, pero se habrá alterado su ritmo.

El ser humano, nosotros, tenemos un ritmo natural que nos marca, entre otros, el corazón. El que a lo largo del día alteramos por diferentes circunstancias.
Los que hacen deporte, sobre todo cardiovascular, alteran sus pulsaciones, pero saben que luego deben de ir bajando su ritmo poco a poco hasta llegar a su estado natural.
La persona que tiene que preparar un informe con fecha y hora de entrega, altera su ritmo para terminar de redactarlo... sobre todo si le avisan con escaso margen de tiempo, o peor aún, si le toca corregir o volver a redactar dicho informe.

Es inevitable, el ritmo de vida impuesto y en otras, autoimpuesto, nos "obliga" a subir y bajar nuestro ritmo natural, pero siendo conscientes de volver a recuperarlo cuando sea posible, nos ahorrará muchos conflictos (discusiones, enfados...) y muchos problemas de salud física y psíquica.

Y es que en demasiadas ocasiones, va más rápida nuestra mente que nuestro cuerpo.


Escultura de Olga Ziemska; Su obra se inspira en el ritmo y la simetría de la naturaleza, intenta crear orden a partir del caos.

21 de junio de 2015

La ambición

Las personas que normalmente son etiquetadas como idealistas y soñadoras, esas que no encajan en ciertos sistemas establecidos y por tanto, les gustaría que cambiase o que al menos fuera más armónico. Son personas que están a salvo de muchas ambiciones.

La definición de ambición tal y como aparece en la RAE: Deseo ardiente de conseguir poder, riquezas, dignidades o fama. Os sonará a que está muy establecido en el sistema de nuestra vida cotidiana...
Y precisamente las personas que tienen ese deseo ardiente son las que tachan de idealistas, soñadoras, e incluso de utópicas, a las que "huyen" de esa manía de acumular.

Creo que ser ambicioso no tiene por que ser negativo para uno mismo, pero si se corre el riesgo de que se "acople" el egoísmo... ese que hace que no miremos más allá de nuestro ombligo y que para alcanzar nuestros objetivos, necesitemos someter a algún que otro semejante.
Los que están a salvo de muchas ambiciones se encuentran más cerca del verdadero bienestar, ya que les basta con contemplar un amanecer, o disfrutar observando la lenta caída de las hojas de los árboles, para simple y llanamente, emocionarse.



21 de marzo de 2015

R. Margarit. Vínculos... "una afirmación de la vida misma"

"Las relaciones afectivas nunca son insignificantes por breves que sean en el espacio y el tiempo. Cuando se tiende la mano a alguien, se le está ofreciendo confianza y cordialidad, que suelen ser la antesala del afecto. Ahí el alma se asoma para ofrecer lo que quiere compartir, y aunque sea un instante, la persona ha salido de sí misma y ha reconocido al otro. Esa es una auténtica expresión de vida y por ello siempre es importante.

Además, cuando una persona reconoce a otra en ese intercambio afectivo, las dos quedan modificadas, ya no hay marcha atrás y aquello también se incorpora a nuestro equipaje, de manera que se podría asegurar que en nuestro trayecto vital llevamos con nosotros la huella del afecto dado y recibido tanto si supone una relación de muchos años como si ha sido solamente la relación de un instante. Nos construimos con los otros. Tal vez seamos una especie de acueducto que transporta la vida, la energía vital de unos a otros en forma de afecto, en el que puede haber tramos largos y tramos cortos.

Los vínculos humanos son la expresión de la necesidad y del deseo, las dos cosas que nos remiten a la vida; es por ello que todo lo que sea establecer una buena relación, sea como sea y durante el tiempo y la intensidad que sea, es una afirmación de la vida misma."

Remei Margarit, (psicóloga y escritora)


Tumbado en la pradera de un parque, me dí cuenta de que las ramas de los árboles de una misma especie que se encontraban a mi alrededor se buscaban e incluso tocaban.
En días posteriores, cuando me encuentro en un entorno natural, me fui fijando en las ramas de los árboles y la regla se confirmaba... aunque estos se encuentren a varios metros entre si, lo dicho, se buscan como si necesitaran el "afecto" de su semejante.

Por lo visto, la necesidad de crear vínculos no solo es patrimonio de los seres humanos.


6 de diciembre de 2014

Sobre las heridas

Imagina que vas caminando por un sendero, adentrándote con cada paso en un entorno salvaje y natural.
No transitas por una zona acondicionada típica en las zonas pobladas, que acostumbras a pasear. Por lo que caminas observando el paisaje natural, respirando y sintiendo ese olor fresco del entorno verde, y el no tan fresco olor a madera viva.


De repente, ¡zas!.. notas una sensación de calor intenso en la pierna.
Por instinto miras hacia ese lugar de tu cuerpo y observas una herida que abarca todo el largo de tu gemelo... ahora esa sensación de calor se combina con dolor, debido a una rama afilada de un arbusto que se cruzó en tu camino, o tu en el suyo.

En este caso lo lógico sería desandar los pasos dados en dirección a la zona poblada para curar esa herida, ya que por desgracia o por despiste, no añadiste un botiquín en la mochila.
Te adentraste tanto en el bosque, que te queda un largo camino de vuelta.

Normalmente nos iríamos preocupando y observando la herida, tratando de ir limpiándola con agua hasta que, con suerte o sin ella, la sangre coagule y pare de sangrar.
Por otro lado si tememos a la herida abierta, no le prestaríamos la atención necesaria para evitar que se infecte debido a un agente exterior.

De igual manera podemos actuar con las "heridas" internas; O nos ocupamos de ellas, o andamos por la vida evitándolas, corriendo así el riesgo de que nos "infecten" por dentro, generando en nosotros una serie de traumas, prejuicios, conflictos, etc... que después traducimos al exterior en forma de rencor y rabia, entre otras "enfermedades" causadas por evitar enfrentarnos en su momento a esas heridas que a todos nos van rasgando por dentro a lo largo de este camino llamado vida.

23 de agosto de 2014

Línea silenciosa

El Chemin de fer de Petite Ceinture era un ferrocarril de 32 kilómetros que encerraba París, conectaba todas las principales estaciones de ferrocarril dentro de las murallas fortificadas durante la Revolución Industrial. Estuvo en servicio desde el año 1852 hasta 1934, la línea ha sido completamente abandonada durante 80 años.

Como parte de su proyecto por la Silent Line, el fotógrafo Pierre Folk ha estado trabajando desde 2011 para fotografiar los restos de los últimos 160 años de ferrocarril."Acecha" a las pistas en todo momento del año, a menudo regresa a los mismos lugares para documentar la recuperación lenta de la naturaleza, fotografiando las pistas oxidadas y túneles desmoronándose que son tragados por los árboles, enredaderas y césped. 
Esto es sólo una pequeña selección de la obra de Folk, podéis ver muchas más fotos aquí







10 de julio de 2014

Aprendiendo...

A pocos de nosotros nos agrada pasar por penalidades, sufrir, e incluso luchar para conseguir algún que otro pequeño o no tan pequeño objetivo. Preferimos alcanzar ese objetivo sin pasarlo "mal", acomodados en la pereza y en el conformismo... y más en estos tiempos, en los que no tenemos que acudir con un recipiente al Río más próximo para conseguir agua, ni tenemos que arar la tierra para conseguir alimentos.

En un verde valle podemos encontrar un bonito paisaje, pero si solo nos dedicamos a transitar por este cómodo paraje y no nos atrevemos (por pereza o por miedo) a escalar de vez en cuando un cerro o una montaña, nunca sabremos si ese bonito paraje puede ser superado allí en la cima.



Como dijo Carl Jung: "No se llega a la conciencia sin dolor. La gente hará cualquier cosa, no importa cuán absurda sea para evitar confrontar su propia alma. Uno no se ilumina imaginando figuras de luz, sino haciéndose consciente de la oscuridad".
A esto se refería el psicoanalista en "El viaje del héroe"; Una apasionante aventura para pasar de ser víctimas de nuestras circunstancias personales y convertirnos en héroes y heroínas de nuestra vida.

A todos nos duele sufrir (no sé si a los masoquistas también) y tampoco nos gusta sentirnos derrotados. Preferimos celebrar victorias, entendiendo a las victorias como retos personales, sin "pisar" a nadie.

Además, creo que hay que cambiar los conceptos de "pasarlo mal" y "pasarlo bien"... Mejor, nos pase lo que nos pase, tomarlo como un aprendizaje y desechar esa balanza del bien y del mal.

20 de octubre de 2013

Los beneficios de la interacción con la naturaleza

Al encontrarnos en un parque o mejor aún, en un entorno natural, quien más y quien menos siente cierto nivel de paz o bienestar y prueba de ello es que normalmente elegimos como destino de nuestro periodo vacacional (quien se lo pueda permitir), sitios ubicados en entornos naturales, ya sean de montaña, campo, playa, bosques, ríos... Ya! ya sé que por problemas respiratorios algunos dirán _Já!! yo a la naturaleza ni "olerla"_ Lamentablemente estos problemas respiratorios son originados por el aire que respiramos en las grandes y no tan grandes ciudades, o sea en entornos no naturales.

¿A quién no le sienta bien observar esta imagen?

Os dejo con un estudio y reflexión de los beneficios que aporta la naturaleza a nuestro cerebro y por lo tanto, a nuestro cuerpo:

Investigadores de la Universidad de Michigan realizaron diversos estudios para comprobar los efectos beneficiosos de interactuar con la naturaleza (Berman, Jonides & Kaplan, 2008; PDF). Los resultados mostraron que la gente mejoraba mucho en los tests de memoria, casi un 20 por ciento, después de dar un paseo por un entorno natural, mientras que las personas que paseaban por calles y edificios, no mejoraron nada … también comprobaron que mirar imágenes de paisajes naturales también mejoraba nuestra memoria, aunque en menor medida que dando un paseo por la naturaleza.

El contacto con la naturaleza nos lleva a la calma, a la armonía, también se relaciona con el bienestar, porque los espacios naturales aumentan nuestro potencial de salud y de buen carácter, así mismo nuestra capacidad de aprendizaje aumenta considerablemente mejorando el funcionamiento cognitivo, además de potenciar más la auto-disciplina y el control de los impulsos. Por el contrario, aquellas personas que no conviven con la naturaleza tienden a sufrir déficit de atención y síntomas de hiperactividad, trastornos de ansiedad y depresión. 

Pero en el mundo actual nos encontramos en continuo estado de vigilancia, si caminamos por la calle tenemos que ir atentos constantemente para que ningún coche nos atropelle, evitando miles de peligros, si estamos realizando un negocio tenemos que estar vigilantes, la situación es tal que finalmente cuando se llega al hogar, vemos la en la TV una película de acción, de violencia, de tensión lo cual se añade a la tensión ya acumulada. El resultado final es una explosión de estrés y ansiedad acumulada, que ni siquiera el sueño puede apaciguar porque incluso para muchos cada noche se convierte en una terrorífica pesadilla por no poder dormir bien. 

No es de extrañar que Grandes maestros desde Platón a Aristóteles aprovecharan los beneficios del contacto con la naturaleza para enseñar a sus alumnos e inducirlos en contacto con la naturaleza y la frecuencia Schumman de esta que se relaciona con la frecuencia de la ondas Alfa de la mente humana en el rango de 7.5 a 13 herz. En esta frecuencia el ser humano se encuentra en un estado de relajación y tranquilidad y su aptitud hacia el aprendizaje y su capacidad para asimilar conceptos aumenta enormemente... y es que el cerebro es la más potente de las computadoras y puede ser estimulada por diferentes medios, y llevada a ondas alfa, beta, theta, y delta.


7 de septiembre de 2013

Las Perséidas en el cielo suizo

Vídeo editado con la técnica fotográfica "time-lapse", realizado por Cristiano Mülhauser sobre la montaña más famosa de su Suiza natal.
En este gran trabajo, podemos observar además de la montaña, un gran cielo estrellado y una gran cantidad de estrellas fugaces. La calidad del vídeo ¡¡excelente!!

12 de agosto de 2013

Los ciclos naturales e inevitables. GIF con imágenes de la NASA

John Nelson es conocido por construcciones extremadamente complejas de visualizaciones de los patrones climáticos. Su última creación es un sencillo GIF animado de 15 fotografías, obtenidas por un satélite de la NASA.

Este sencillo GIF nos muestra todo un año de cambio del clima en apenas un instante. Un año en apenas una inhalación y una exhalación que cubre (y descubre) a la tierra de nieve y vegetación.







Fuente y para ampliar información: fastcodesing.com

Nosotros también experimentamos estos ciclos de calor y frío... la Tierra nos muestra la transitoriedad de todas las cosas y haciendo una alegoría; todos vivimos nuestros particulares veranos e inviernos, además de las estaciones transitorias de primaveras y otoños.

20 de julio de 2012

Lagos y cascadas en HD

Para este verano con sus respectivas olas de calor, os dejo este húmedo, refrescante y relajante vídeo de los lagos y cascadas del parque Nacional "Lagos de Plitvice", Croacia, declarado por la Unesco patrimonio de la humanidad.
(clicar en el logo HD, para visionarlo en dicha calidad)

1 de febrero de 2012

Nuevas imágenes de indígenas no contactados

Survival International publica nuevas fotografías de indígenas aislados vistos de cerca, exactamente un año después de que las imágenes aéreas de un grupo no contactado de Brasil dieran la vuelta al mundo.




A día de hoy todavía existen en las selvas de la amazonia peruana y brasileña, familias en pleno contacto con el entorno que les rodea. No han perdido su unión o vínculo con la Madre Tierra.

Vídeo producido por Survival.

1 de enero de 2012

Madrid a vista de pájaro

La primera entrada del año se la quiero dedicar a nuestra Madre Tierra.


En este caso mediante un espléndido documental producido por Telemadrid, en el que a vista de pájaro recorre los límites occidentales de la comunidad de Madrid, mostrándonos su geografía e historia.

10 de noviembre de 2011

Vídeo para sentirle

Sé que puedo ser muy "pesado" publicando vídeos con imágenes de nuestra Tierra, pero es que cuando encuentro alguno, o el me encuentra a mí, (quien sabe) el cual baja mi frecuencia vibratoria, decido publicarlo para compartirlo.


Mira y escucha este vídeo a poder ser sin ruidos de fondo. A ver que tal.
Autor: Oneil1969. Música: Vángelis

26 de octubre de 2011

Felicidad compartida

 Matt Harding viajó a través de muchos países, solo comenzó a bailar, y filmó el resultado. El vídeo es quizás un ejemplo claro que los seres humanos de todo el planeta sentimos un vínculo común, como parte de una sola especie. La felicidad es contagiosa, pocas personas son capaces de ver este vídeo sin sonreír.

17 de septiembre de 2011

Los cristales gigantes de Naica

La Cueva de los Cristales de Naica, localizados en una mina a 300m. bajo tierra, con sus 35 metros de largo por 20 de ancho y una altura media de unos 8 metros, es un fenómeno excepcional por el tamaño de las selenitas, de hasta 10 metros de longitud. 
Sin embargo, no es el único lugar de la tierra donde se han encontrado cristales de yeso de gran tamaño. En Pulpí y Sorbas, ambos en Almería, es posible encontrar selenitas gigantes, aunque su tamaño no es comparable con el de Naica, en México (Chihuahua).


-Fotos de los cristales gigantes de Naica:


































Un grupo de investigadores liderados por el CSIC, han logrado medir la velocidad de crecimiento de estos cristales.


http://www.csic.es/web/guest/buscar?p_p_state=maximized&p_p_lifecycle=1&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_struts_action=%2Fcontentviewer%2Fview&p_p_id=contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet&_contentviewerservice_WAR_alfresco_packportlet_nodeRef=workspace%3A%2F%2FSpacesStore%2Fe07d9d5b-e88f-40a5-bae3-935728eb3593&p_p_mode=view&contentType=article

20 de agosto de 2011

Imágenes relajantes

Para todos aquellos/as que como en mi caso, residimos en grandes ciudades llenas de estres y lejos de la armonía, os recomiendo que visionéis estas imágenes que nos ofrece nuestra madre Tierra.

Pincha en las imágenes para verlas a tamaño completo.






25 de junio de 2011

Ultimos indígenas descubiertos en la amazonia brasileña


Fotos obtenidas desde el aire por Survival Internacional . Muestran a indígenas no contactados que habitan en la amazonia brasileña, cerca de la frontera con Perú.


En la imagen superior se puede apreciar con detalle, que a esta familia no le falta el alimento básico .
Alimento compuesto por mandioca , papaya y bananas , que podemos ver en la parte izquierda de la fotografía.



Pincha en las fotografías para verlas a tamaño completo.