31 de diciembre de 2014

Haciendo balance sobre el 2014

Hoy es el día que en nuestro calendario viene marcado como final del año 2014.
Día en el que nos desearán y desearemos un féliz y próspero año nuevo. Es momento de hacer balance y de recapitular lo vivido y experimentado en este año. No solo a nivel colectivo, también es sano hacerlo a nivel personal.

Esta última etapa en la que la Tierra ha dado una vuelta completa alrededor del Sol, hago mi balance personal desechando las etiquetas; "bueno y malo" y llego a la conclusión de que este año a punto de terminar, ha sido productivo y abundante.

Productivo por lo que he aprendido (en ocasiones a base de "golpes") y que algo de esto he ido publicando en este espacio.
En la vida no se aprende solo leyendo o escuchando temas que nos generan "luz" y comprensión... porque esa luz y comprensión se apagarán cuando nos encontremos con una persona o situación, que haga "saltar" al ego. Es decir, cuando se siente rabia, ira, soberbia... y el corazón se altera.
En este caso, uno siempre puede volver a su estado normal y reflexionar sobre lo sentido. Así es como se puede llegar a aprender la lección por la que todos vamos pasando, las repetiremos una y otra vez, hasta que llega un día en el que sin darte cuenta, la lección se ha comprendido e interiorizado.

Es bueno recordar que el bienestar o felicidad, no la encontraremos yendo tras ella, no porque sea véloz y escurridiza, sino porque no se encuentra en cosas materiales... más bién es un sentimiento que tenemos que ir forjando.

Y este año para mi ha sido abundante, no por lo económico, que por cierto, el alto nivel económico ayuda y mucho!! Más bien por la abundancia de sentimientos, emociones y de buena salud, ( una cosa lleva a la otra ) la mía y la de las personas de mi entorno más cercano.

Os deseo que sintáis una próspera y abundante aventura en esta nueva vuelta alrededor de nuestra Estrella, a los que aquí me leéis, y a los que no también :)


27 de diciembre de 2014

"La consciencia es una propiedad del Universo"


Entrevista realizada por Ima Sanchís al geólogo y doctor en filosofía, José Luis San Miguel de Pablos, publicada en el diário la vanguardia


Nunca he entendido del todo eso del ser o no ser...
Es que tiene su miga. El ser está detrás del pensar,como lo está un dolor de muelas: el sentir. El ser es el testigo de cualquier experiencia.

El sentir depende del sistema nervioso.
Organiza, centra, focaliza la consciencia pero es muy probable que no la produzca. Filosóficamente defiendo que la consciencia es una propiedad del universo.

Alma, ¿es un sinónimo de consciencia?
Sí. Yo no creo que el alma sea una sustancia etérea que entra y sale del cuerpo. Hay que darse cuenta de la enorme importancia que tiene "ser" en este sentido hamletiano y espiritual básico. Si no te enteras del dolor, del goce, la duda... no hay nada.

Otro de sus temas es el estudio de la teoría de Gaia. ¿La tierra tiene consciencia?
Según esta hipótesis de James Lovelock y que secundó la prestigiosa bióloga Lynn Margulis, la tierra es una realidad viva y autoorganizada. La gran cuestión es si ahí puede haber una consciencia global.

¿Usted qué cree?
Que la consciencia es básica en el universo, que no es algo que emerge con la evolución. La consciencia es la base de todo, pero el materialismo filosófico nos ha llevado a creer que es irrelevante. Para Descartes los animales eran máquinas.

Hoy ya sabemos que no lo son.
...Pero nos ha costado mucho saberlo y se les ha infligido e inflige mucho sufrimiento debido a esa creencia. Todavía legalmente los animales son cosas, no seres. El materialismo ha machacado a los animales y ha degradado profundamente a los humanos.

Y ha ninguneado la consciencia...
Si, desde hace más de dos siglos. Hoy tenemos la tecnociencia que es poder, pero también es pérdida de sabiduría.

Defíname sabiduría.
Darse cuenta de lo esencial.

Por fin sé lo que es la sabiduría.
Pues hemos ido perdiendo pie en lo esencial de una manera tremenda. La conciencia, al no ser un objeto, no podía ser estudiada científicamente y se ha considerado algo místico, irrelevante, lo que equivale a considerar a los seres humanos no científicos, místicos e irrelevantes.

¿Y qué produce esa manera de pensar?
La deshumanización en el doble sentido: el de perder contacto con nuestra esencia, y el de dejar de ser humanos, es decir buena gente, porque si tú no valoras la conciencia del otro, si el otro es una especie de máquina, un amasijo de fluidos orgánicos y de cromosomas... ¿a ti qué te importa el otro?

Igual no es tan extremo el tema.
Los animales están considerados eso, pero ahí toparíamos con la autoconciencia.

Perdone pero primates, delfines, elefantes y hasta cuervos la tienen.
Y ahora han concluido que también los pulpos y los calamares. Sí, aunque nos los comamos deberíamos reconocer que ahí hay otro ser. Las tribus primitivas se los comen, pero antes les piden perdón.

No sé si es un consuelo...
El animal es la primera víctima propiciatoria del materialismo filosófico y por extensión el humano.

El "todo es materia" ya no se sostiene científicamente.
Pero nos quedamos con la idea de que todo lo que no es tangible es despreciable. El materialismo ve la conciencia como una ilusión de nuestra mente, pero si es un autoengaño, ¿quién se autoengaña? Es una teoría tan contradictoria que es increíble que se le de beligerancia.

¿Y por qué ha triunfado tanto?
Porque simplifica mucho, ha sido útil para desarrollar una ciencia material que ha conducido a la tecnología, y algo muy importante: elimina muchos problemas éticos.

¿De qué tipo?
Descartes le fue muy útil a la iglesia católica y al poder porque esa teoría permitió desposeer de alma a grupos humanos (indígenas, negros, mujeres, judíos). Desde el siglo XVII la gran mayoría de humanos eran cosas y solo algunos privilegiados tenían alma.

Entiendo.
Si nos damos cuenta de que somos consciencia, cuando conectamos con otro ser por la vía de la afectividad, del amor y la comunicación empática, tenemos la evidencia de que "el otro" también es un ser.

¿Y ser consciente de la consciencia varía algo?
Nuestro comportamiento. Y eso tiene una aplicación en la sociedad y en la política: no se puede estar en un capitalismo egoísta e individualista a ultranza si tienes en cuenta que el ser es lo que nos une a todos.

Sin categorías humanas, sin vips.
Un aislamiento psicológico basado en el tener, en el dinero, no te puede permitir ser feliz, porque la felicidad es compartir, conectar con los otros. La felicidad colectiva es la única felicidad posible.

¿Y si no?
Zombis, robots biológicos sin interioridad ni consciencia. No somos eso, por mucho que lo diga el sistema neocapitalista y los materialistas, aunque sean de izquierdas.

25 de diciembre de 2014

El árbol triste

El siguiente cuento me ha sorprendido porque de manera simple aclara varios conceptos, que por su poca difusión en esta sociedad consumista, no se llegan a entender ni mucho menos a comprender, ni a integrar en nuestra vida... Ya que, lo que no entendemos ni comprendemos, normalmente tendemos a huir de ello o simplemente, no le prestamos la más mínima atención.

Ya sabéis: Los cuentos relajan y llegan a dormir a los niños. A los adultos les "despierta".

Había una vez un jardín esplendoroso con árboles de todo tipo: Manzanos, Perales, Naranjos, grandes Rosales…
Todo era alegría en el jardín y todos estaban muy satisfechos y felices, excepto un árbol que se sentía profundamente triste. Tenía un problema: no daba frutos.
 _No sirvo para nada_ se lamentaba el triste árbol.

Entonces se acercó el Manzano y le dijo: _Tu problema es que te falta concentración. Si realmente lo intentas podrás dar unas manzanas buenísimas… ¿Ves qué fácil es? ¡Mira mis ramas!
En ese mismo instante, saltó el Rosal: _No le escuches. Es mucho más fácil dar rosas. ¡¡Mira qué bonitas son!!”_

Desesperado, el árbol intentaba todo lo que le sugerían. Pero como no conseguía ser como los demás, cada vez se sentía más frustrado.

Un día llegó hasta el jardín un búho, la más sabia de las aves. Al ver la desesperación del árbol exclamó: _No te preocupes. Tu problema no es tan grave… Tu problema es el mismo que el de muchísimos seres sobre la Tierra.  No dediques tu vida a ser como los demás quieren que seas. Sé tú mismo. Conócete a ti mismo tal como eres. Para conseguir esto, escucha tu voz interior”_

_¿Mi voz interior?… ¿Ser yo mismo?… ¿Conocerme?…_ se preguntaba el árbol angustiado y desesperado.
Después de un tiempo de desconcierto y confusión se tranquilizó y se puso a meditar sobre estos conceptos. Cerró los ojos y los oídos, abrió el corazón, y pudo escuchar su voz interior susurrándole: _“Tú nunca en la vida darás manzanas porque no eres un manzano. Tampoco florecerás cada primavera porque no eres un Rosal. Tú eres un Roble. Tu destino es crecer grande y majestuoso, dar nido a las aves, sombra a los viajeros, y belleza al paisaje. Esto es quien eres. ¡Sé quién eres!, ¡sé quién eres!…”_

Poco a poco el árbol se fue sintiendo cada vez más fuerte y seguro de sí mismo. Se dispuso a ser lo que en el fondo era. Así pronto ocupó su espacio y fue admirado y respetado por todos. Solo entonces el jardín fue completamente féliz. Cada cual celebrándose a sí mismo.

(Cuento Oriental)

6 de diciembre de 2014

Sobre las heridas

Imagina que vas caminando por un sendero, adentrándote con cada paso en un entorno salvaje y natural.
No transitas por una zona acondicionada típica en las zonas pobladas, que acostumbras a pasear. Por lo que caminas observando el paisaje natural, respirando y sintiendo ese olor fresco del entorno verde, y el no tan fresco olor a madera viva.


De repente, ¡zas!.. notas una sensación de calor intenso en la pierna.
Por instinto miras hacia ese lugar de tu cuerpo y observas una herida que abarca todo el largo de tu gemelo... ahora esa sensación de calor se combina con dolor, debido a una rama afilada de un arbusto que se cruzó en tu camino, o tu en el suyo.

En este caso lo lógico sería desandar los pasos dados en dirección a la zona poblada para curar esa herida, ya que por desgracia o por despiste, no añadiste un botiquín en la mochila.
Te adentraste tanto en el bosque, que te queda un largo camino de vuelta.

Normalmente nos iríamos preocupando y observando la herida, tratando de ir limpiándola con agua hasta que, con suerte o sin ella, la sangre coagule y pare de sangrar.
Por otro lado si tememos a la herida abierta, no le prestaríamos la atención necesaria para evitar que se infecte debido a un agente exterior.

De igual manera podemos actuar con las "heridas" internas; O nos ocupamos de ellas, o andamos por la vida evitándolas, corriendo así el riesgo de que nos "infecten" por dentro, generando en nosotros una serie de traumas, prejuicios, conflictos, etc... que después traducimos al exterior en forma de rencor y rabia, entre otras "enfermedades" causadas por evitar enfrentarnos en su momento a esas heridas que a todos nos van rasgando por dentro a lo largo de este camino llamado vida.

30 de noviembre de 2014

"Fácil, difícil"

Fácil es dejarse llevar por los pensamientos, por las emociones, por las circunstancias...
Difícil es gestionar o controlar lo anterior.
También es fácil acostarse en nuestro cómodo colchón. Lo difícil es levantarse de él para tener que cumplir con el trabajo o estudios. Aún así, la mayoría de las personas sanas nos levantamos.
¡¡Así es la vida!! un cúmulo de acciones y decisiones que sin querer o queriendo vamos tomando día tras día.

Está claro que la diferencia entre que nos parezca fácil o difícil, radica en la voluntad. Pero para que esta voluntad sea efectiva antes hay que querer, y para querer, antes hay que saber querer.
"Saber lo que se quiere" es el principio para; primero identificar y segundo para ponernos en marcha hacia "lo que se quiere" gestionar, mejorar, cambiar... tanto en nuestro interior, como en las amenazas exteriores.
De esta manera, los adjetivos fácil y difícil poco a poco se irán diluyendo y desapareciendo de nuestro rico vocabulario.

22 de noviembre de 2014

Gratitud

Una de las tradiciones más populares de los Estadounidenses, es la celebración del día de "acción de gracias", que según los cronistas de la época su origen fue este:
Un grupo de colonos ingleses desembarcaron en Plymouth (Massachusetts), llegaron hasta aquel lugar en los inicios del frío invierno de 1620. Iban desprovistos de lo más esencial y a las pocas semanas comenzaron a escasear sus alimentos, algo que provocó que muchos de ellos enfermasen y comenzasen a fallecer. Entrados en la primavera de 1621, un grupo de indios nativos fue al encuentro de los nuevos colonos, mostrándose afables y prestándoles todo tipo de ayuda y enseñanzas para que labrasen sus campos, de cara a cultivar sus propios alimentos. También les enseñaron a pescar y cazar, por lo que los nuevos residentes de la Colonia de Plymouth obtuvieron unos excelentes resultados, pudiendo tener buenas siembras. En agradecimiento a los indígenas les ofrecieron una celebración donde compartieron sus alimentos. Año tras año se tomó la costumbre de reunirse todas las familias de la colonia y dar gracias por todo lo conseguido en los anteriores doce meses. Ese acto es el que (según la mayoría de expertos) se señala como el inicio de la tradicional celebración del Día de Acción de Gracias.

En la actualidad, el día de "Acción de Gracias" es el día festivo más importante para las familias de los EEUU. y se continúa conmemorando con agradecimientos por todo lo bueno que uno haya recibido en el año.

Pero, ¿solo un día alcanza para agradecer todo el bien que se recibe?
Cualquier persona puede sentirse agradecida varias veces durante el día por lo bueno que le sucede y de esta forma la gratitud se convierte en un permanente estado de ánimo. Agradecer diariamente es reconocer y acoger todo lo bueno que nos llega y valorarlo.

Cuando se expresa gratitud se dejan de lado las quejas y los lamentos, y al centrarse en mantener un estado expectante de que todo lo mejor acontecerá en la vida, se fortalece la salud.

"En las últimas dos décadas, el número de estudios científicos publicados sobre la gratitud se han disparado", dijo el psicólogo Robert Emmons de la Universidad de California, en Davis, al inicio de la Cumbre sobre la Gratitud que se realizó en Junio de este año. Hoy en día, "sabemos por esta investigación que decir gracias aumenta la felicidad, mejora las relaciones, e incluso reduce la presión sanguínea y fortalece el corazón".

Las personas que son agradecidas son más felices porque están satisfechas con lo que tienen.
La gratitud sincera rompe la barrera del orgullo y abre la puerta de la humildad.

(Entrada con información de Mindalia.com)

15 de noviembre de 2014

Momentos encontrados

Hay veces que se tiene la sensación de como si se parara el tiempo, momentos en los que la incertidumbre y el desasosiego desaparecen.
No me refiero, en este caso, a los momentos y situaciones buscadas en las que utilizamos alguna que otra "herramienta" para controlarnos y/o algún que otro viaje para apartarse de esa "cosa" llamada estrés generado por diversas y múltiples causas que llegan a perturbar.

Me refiero a situaciones encontradas, que nos remueven algo por dentro, que llegan a armonizar nuestro estado mental y emocional de golpe, y también de golpe, hacen que nos fijemos en lo que realmente importa... dejando así a lo demás como secundario o terciario.

Una situación así me ocurrió con esta escena:


Ese último momento que paró mi sentido del tiempo, fue cuando encontré a mi hijo dormido con nuestro querido gatito apoyado en su mano, el que también se encontraba en el mundo del inconsciente.
Son simples pero profundos momentos que se pueden encontrar en nuestra vida cotidiana, que como siempre, de cada uno depende alargarlos en el tiempo o no.

Definir esos estados de alegría no es fácil, lo que si puedo decir es que nos conectan como con otra dimensión, (y a partir de aquí cada cúal con sus creencias o certezas) en la que no hay sitio ni lugar para el desasosiego ni para las comunes preocupaciones.

30 de octubre de 2014

Vientos de cambio II

Muy concentrados en el tiempo están saliendo a la "luz" los distintos casos de corrupción, cohecho, apropiación indebida... delitos que cualquier ser humano seria capaz de cometer, si llega al poder.
Porque de todos es sabido que para llegar a mandar sobre otros, es necesario ser una persona dura, con pocos valores éticos y con pocos escrúpulos.

Asi que no deberíamos sorprendernos de lo que ya se sabía o al menos se intuía.

Por otro lado, como no creo en las casualidades, o sea, que nada ocurre porque sí. Toda esta cantidad de casos tampoco creo que se hallan revelado casi al mismo tiempo sin ninguna razón.
El como y el porqué para mi no es tan relevante, porque; ¿qué íbamos a esperar de esas personas que nos gobiernan con esas "cualidades" anteriormente descritas?

El agricultor tiene que "romper la tierra" (arar) para poder sembrar... y eso es lo que intuyo o quiero creer que está ocurriendo con este y otros sistemas de gobierno, que se están resquebrajando para así dar paso a otros, al menos, algo distintos.

Eso si, para que sigan fluyendo estos "vientos de cambio"  para el bien común, es necesario que nos administren personas que no ansíen el poder...
El tiempo lo dirá. Mientras tanto, los que estamos en este presente tenemos la capacidad de ir moldeando y dar forma al futuro.


24 de octubre de 2014

Indigencia de sentido

Deambulando sin descanso, devorado por la incertidumbre y teniendo como expectativa sólo un horizonte hostil, el indigente trashumante recorre la tierra en calidad de expulsado, como desterrado. Parece recrear en su trashumancia sin fin, la maldición eterna del “judío errante”, esa figura de la mitología judeo-cristiana, destinada a “vagar sin cesar”, a “recorrer el mundo" sin esperanza de descansar en paz.

La indigencia alude a miseria, estrechez, necesidad, pobreza material que, trasladada al plano de los valores, se asocia con carencia de valor, a una incapacidad de ser gente, de decencia. Sin embargo, la indigencia en términos filosóficos y literarios puede ser considerada como un estado potencial de todos los seres, que no se circunscribe necesariamente a un contexto precario de exclusión o privación de bienes materiales mínimos o de pobreza extrema. Este vocablo alude a la llana condición humana de “incompletud” y necesidad de búsqueda de sentido que cada amanecer nos acosa.
*Este texto forma parte del libro de Reyna Carretero Rangel y Emma León Vega (2009),
  Indigencia trashumante. Despojo y búsqueda de sentido en un mundo sin lugar.


Las etapas de esa búsqueda corresponden a las del viaje interior de cualquier individuo en el curso de su evolución, más allá de la física. El patrón es siempre el mismo: después de experimentar un "segundo nacimiento", aún queda por hacer un viaje y un regreso al punto de partida, tras realizar un largo peregrinaje a través de una serie de pruebas.

Pruebas que no todos tienen ganas de emprender, o que simplemente no les prestan atención. Pero quien se atreva a salir del "sin sentido materialista", una gran aventura les espera para ir rellenando esa incompletud de la que poco se habla, pero que muchos sienten.


8 de octubre de 2014

Insignificantes

Decía Aristóteles que la naturaleza nunca hace nada sin motivo. Y no hay nada más espectacular que apreciar sus procesos, de los que nosotros formamos parte. Una ínfima parte. Jamás superiores a ella, sólo un eslabón de la cadena. Podemos sentirnos los seres vivos más poderosos, y en muchos aspectos somos el peón capaz en parte de liberarnos del automatismo del resto. Pero jamás invencibles.

Y nos inventamos una historia con final feliz donde, como si existiera una pócima secreta, nos creímos superiores a todos los demás. Para qué engañarnos, al tener el poder del desarrollo es tan fácil como disfrutarlo. No eres más villano por usar un coche, ni por encender la calefacción. Estás dentro de ese eslabón de “superioridad” en el que has crecido.

Pero al igual que el resto de compañeros del mundo tiene que aceptar nuestra colonización, el ser humano debe saber que la bestia parda es más fuerte que toda la civilización humana, sea en forma de tsunami, o con el aspecto microscópico de un pequeño virus con forma de inocente lazo que puede hacer matar en cuestión de días.

Nos creímos más fuertes que el resto de seres. Pero lo peor es que una parte de esta sociedad se creyó superior a su misma especie. Y hasta que el mal no cruzó el charco más de uno ni había oído hablar de ese diminuto ente criminal. Ahora las alarmas suenan con virulencia. El egoísmo humano que no invirtió su tiempo y dinero en investigar una enfermedad a la que nos sentimos inmunes porque la teníamos muy lejos se ha vuelto contra nosotros. Y aunque la situación de emergencia se quede en un susto, y ojalá así sea, la experiencia habrá demostrado que la sociedad libre, como diría Kennedy, no podrá ayudar a sus muchos pobres, pero tampoco salvar a sus pocos ricos. La naturaleza no entiende de dinero. El egoísmo, al final, tampoco.
-Autora: Marta García Bruno. (periodista)

Ante "catástrofes" naturales nos vemos, como indica Marta, "insignificantes" ante el poder y misterio de la naturaleza. Si, hace falta que nos ocurran eventos que vemos como desgracias para que se nos baje de golpe ese egocentrismo que impera en la humanidad. Creyéndonos unos mejores que otros por el simple hecho de tener un mayor nivel económico, nos llevará irremediablemente por una espiral egocéntrica donde nace el egoísmo...

A veces la naturaleza nos envía avisos para darnos la oportunidad de replantearnos, de una manera profunda, nuestra forma de vivir, pensar y de sentir... En este caso a través del "salto" a la civilización occidental, del virus del ébola.
Reflexionemos sobre esto, pero nunca con miedo. Porque ya sabemos lo que genera el miedo.

Misionera que superó el virus, gracias a que su cuerpo fue capaz de crear anticuerpos contra él.

21 de septiembre de 2014

La vasija agrietada - Las imperfecciones

Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros.

Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba todo el agua al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota solo tenía la mitad del agua. Durante dos años completos esto fue así diariamente. Desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habló al aguador diciéndole: _Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir_.

El aguador, le dijo compasivamente: _Cuando regresemos a la casa quiero que te fijes en las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino_.

Así lo hizo la tinaja. Y en efecto, vio muchísimas flores hermosas a lo largo del trayecto, pero de todos modos se sintió apenada porque al final, sólo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.

El aguador le dijo entonces: _¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado y por dos años he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi Madre. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza_.
(Tradicional cuento Indú)


Todos tenemos defectos... y nos relacionamos, compartimos, y convivimos con personas con sus particulares "grietas".
Partiendo de que estamos aquí, en esta realidad, para aprender día tras día de nuestra existencia. ¿Qué nos aportaría el ser perfectos?...

Implica un trabajo personal profundo y comprometido, aceptar (no resignarse) nuestros defectos y los de nuestro entorno, para llegar a ser conscientes de que las "grietas" nos ayudan a madurar, a crecer, a ser tolerantes... a convivir en paz con los demás y sobre todo, con uno mismo. 
Evitaríamos así, las "mecánicas" críticas y juicios que se generan en la mente y terminan saliendo por la boca.

Además, creer que tus "defectos" y los de los otros, se presentan ante ti para ayudarte, en vez de para poner piedras en tu camino. Te llevará a ver la vida con "otros ojos", e incluso llegarás a reirte de ti mismo/a.

9 de septiembre de 2014

Resilencia. 10 pilares para fortalecer a la persona

A estas alturas ya sabemos: Que la vida no es ni mucho menos "un camino de Rosas".
Que esperar a que un salvador que nos saque de ciertas situaciones dolorosas, podríamos estar esperándole durante toda una vida.
Que del único que depende tu estado emocional y psíquico, es de ti mismo/a.
De esto último es de lo que trata la Resilencia: de ser conscientes de la existencia de esa capacidad humana, o sea que tenemos todos, que supone una oportunidad para superar los retos que se presentan en el día a día y estar preparado para afrontar los acontecimientos traumáticos que se presentan en la vida de toda persona.



En la página infosalus.com  he encontrado lo que en el "instituto español de resilencia" denominan como; los 10 pilares para fortalecer a la persona.

1. Introspección: Capacidad de observarse, conocerse a si mismo y darse una respuesta honesta en relación al mundo exterior.

2. Motivación personal: Capacidad de darle sentido a la vida creando su propio proyecto transcendente.

3. Autorregulación emocional: Capacidad de afrontar tensiones sin victimismo como parte de la vida, debilitando la respuesta al estrés.

4. Indepedencia y autonomía emocional: Capacidad de mantener distancia emocional y física ante los conflictos sin caer en el aislamiento.
Saber fijar límites entre uno mismo y el medio con problemas.

5. Confianza en si mismo y en sus propios recursos: Adecuada autoestima, iniciativa y responsabilidad para lograr autonomía personal.

6. Capacidad de relacionarse: Habilidad para establecer vínculos afectivos con otras personas creando relaciones saludables.
Equilibrar la propia necesidad de afecto con la actitud de ayudar a otros.

7. Actitud positiva y optimismo: Capacidad de resolver problemas de forma creativa, desdramatizando.

8. Sentido del humor y creatividad: Para resolver problemas relativizando y sabiendo encontrar lo cómico en la propia tragedia.

9. Colaboración y compromiso: Capacidad de comprometerse con valores y ayudar a otros.

10. Moralidad, ética y coherencia: Mantener una unidad de vida entre lo que se dice y lo que se hace fundada en criterios sólidos.

6 de septiembre de 2014

Apreciar los contrastes

Lograr llevar una vida sin sobresaltos tanto interiores como exteriores, es deseada por muchos de manera consciente o inconscientemente.
De manera consciente los producimos cuando por ej: queremos pero no podemos, prolongar en el tiempo nuestro periodo de vacaciones.
De forma inconsciente se produce, o mejor dicho, lo sentimos cuando experimentamos un vacío interior, y que no logramos identificar quién o que lo provocó.... Personalmente, de vez en cuando voy identificando a los "invasores". Y esto me da la capacidad de poder apartarlos, o apartarme de ellos.

El caso es que lograr un permanente estado de bienestar (estar bien), no lo logra ni el mismísimo Dalai lama.
La clave para llevar una vida más o menos llevadera, sería apreciar los contrastes que nos ofrece la vida. Porque si nos damos cuenta, la vida se compone de contrastes y si nos dedicamos a etiquetar a las personas y cosas como "blancas o negras", esos sobresaltos los experimentaremos a menudo.

Es decir, aceptar lo que la vida nos ofrece, probando los distintos "sabores" que esta nos proporciona... Solo así, seremos capaces de quedarnos y de valorar positivamente lo "poco o mucho" que tenemos. Entonces estaremos en condiciones de seguir creciendo en todos los sentidos.

Para poder llegar a disfrutar de un buen vino, antes hay que atreverse a beber de cada copa con distintos vinos...
¿Como sabremos cual es el bueno? Cuando probemos los que no nos aportan nada, sabremos cual es adecuado y con el que nos quedamos.


23 de agosto de 2014

Línea silenciosa

El Chemin de fer de Petite Ceinture era un ferrocarril de 32 kilómetros que encerraba París, conectaba todas las principales estaciones de ferrocarril dentro de las murallas fortificadas durante la Revolución Industrial. Estuvo en servicio desde el año 1852 hasta 1934, la línea ha sido completamente abandonada durante 80 años.

Como parte de su proyecto por la Silent Line, el fotógrafo Pierre Folk ha estado trabajando desde 2011 para fotografiar los restos de los últimos 160 años de ferrocarril."Acecha" a las pistas en todo momento del año, a menudo regresa a los mismos lugares para documentar la recuperación lenta de la naturaleza, fotografiando las pistas oxidadas y túneles desmoronándose que son tragados por los árboles, enredaderas y césped. 
Esto es sólo una pequeña selección de la obra de Folk, podéis ver muchas más fotos aquí







17 de agosto de 2014

Lugares por descubrir

Cuando se emprende un viaje hacia algún lugar desconocido y haciéndolo con la mente abierta. Se nos despierta; la curiosidad, la capacidad de sorprendernos, las ganas de comprender y de aprender, un conglomerado de emociones que nos hacen sentirnos vivos... ¡nos convertimos en exploradores!

En este mundo donde parece que la rutina y la pereza quisieran imperar en nuestra particular realidad, existen multitud de lugares desconocidos, tantos que no tendríamos suficiente con una vida.
Lugares físicos, metafísicos, e imaginarios, siempre abundan alrededor de cada uno.

Para explorar nuevos lugares físicos es necesario tener varias circunstancias favorables, las cuales no siempre se dan.
Para los metafísicos e imaginarios, no es necesario que se den tantas circunstancias favorables para poder llegar a adentrarnos en ellos. Basta con que nos llegue a nuestras manos y vista un libro o una obra, que nos aporte lo que indiqué en el primer párrafo.

Además, al leer un libro que nos "llame" vamos descubriendo a los personajes que van apareciendo, que en un principio no conocemos, pero que a lo largo del "camino" llegaremos a empatizar (ponernos en su lugar) con estos.

Distintos lugares nos ofrece el mundo literario. Por Ej: Convivir con los habitantes de una selva vírgen, recorrer las calles de una ciudad con historia, conocer los detalles de como se va forjando una relación de amor, etc,,,
Asi que, no hay excusa para impedir que la rutina y la pereza nos domine.


11 de agosto de 2014

Entrevista a Vicens Castellano.

Vicens Castellano es coach, experto financiero, presentador del programa “Ajuste de Cuentas”, escritor y co-autor de “Tus decisiones serán tu historia“. 
Entrevista realizada por Sarah Gibrán. Fuente: El blog alternativo



1. ¿Cómo era Vicens cuando apenas llegaba a abrir  los armarios? ¿Qué cuentos te gustaba hacer, cuáles eran tus juegos favoritos…?

Me gustaba imaginar que viajaba a países lejanos, me encantaba dibujar y aprender sobre los animales, Vicens era una persona muy curiosa con muchas preguntas sobre cómo funcionaban las cosas y sobre el porqué de lo que debía hacer y esa curiosidad me sigue acompañando…

2. De pequeños nos condicionan la cultura, la familia y otros muchos factores que nos rodean como los profesores y compañeros ¿Recuerdas alguna lección de un profesor o profesora  que te marcara profundamente?

Recuerdo una tarde en la escuela en la que una profesora intermedió en una disputa que teníamos con un compañero. Después de aclarar las cosa dijo una frase que aún tengo presente “No te acostarás sin saber una cosa más”. Desde ese día, antes de acostarme, repasaba mentalmente las cosas que había aprendido esa jornada y, efectivamente, siempre había algo nuevo. Recuerdo otro profesor que le pidió a un alumno que se pusiera de pie delante de la clase y, saltara con los pies juntos lo más lejos que pudiera, y luego de hacerlo, le pidió que volviera a intentarlo esta vez tomando impulso. Obviamente el alumno llegó mucho más lejos en este segundo caso, y el profesor hizo una analogía interesante. Dijo que ir hacia atrás para tomar impulso era lo que podíamos hacer al interesarnos por nuestra historia, y que ese conocimiento sobre la historia nos podía proyectar mucho más lejos.

3. Hay niños que tienen claro desde pequeños que quieren ser médicos o astronautas ¿Cuándo tuviste claro a qué querías dedicarte?

De pequeño quería vincularme al mundo de los animales, estudiar veterinaria o biología, pero no terminé de desarrollar una visión clara y extravié ese contacto con la naturaleza durante el servicio militar del que regresé más orientado a las cosas prácticas y con la clara intención de estudiar empresariales para montar mi propio negocio.

4. Los libros son las llaves que abren nuestra mente y una mente abierta es de un poder asombroso ¿Qué libros te han motivado, inspirado y han dejado una profunda y positiva huella en ti?

A lo largo de mi vida ha habido muchísimos libros que han saciado mi sed. Uno de los primeros era “Pillastre, mi tremendo mapache”, un relato sobre la relación entre un niño y una cría de mapache durante un verano en Canadá. No podía parar de leer ese libro y cuando terminaba comenzaba de nuevo.

Ya de adolescente me adentré en los libros que podían enseñarme cosas sobre mi y sobre los que me rodean. Ahí encontré libros como “Tus zonas erróneas”, “Poder sin límites”, “Cuando digo no, me siento culpable”,  y otros más sofisticados como “Trance-formate” o “La estructura de la magia” que me influyeron mucho.
He sido desde joven un lector voraz y es una actividad a la que dedico regularmente bastante tiempo. Ahora me interesan temas como el Vedanta Advaita, el Zen, y autores como Krishnamurti, o Nisargadatha.

5. Cada día me encuentro historias realmente duras, muchas deudas y muchos gastos que desencadenan en problemas aún más graves. ¿Qué sería lo primero que recomendarías a una familia para afrontar sus problemas económicos?

Asumir su responsabilidad en el sentido de que sus resultados dependen de sus acciones y sus acciones dependen de su forma de pensar. Si quieren resultados diferentes deben hacer cosas distintas y pensar de otra manera. Si siguen haciendo lo mismo seguirán obteniendo el mismo resultado.

Cada caso es único pero suele ser habitual tener dificultades económicas por abrazar ideas equivocadas sobre el dinero y su uso, hay que empezar por revisar las ideas y para ello lo más sencillo es pasar tiempo con personas que hayan conseguido solucionar sus problemas financieros, o leer sobre el dinero.

6. ¿Crees que los padres tenemos que inculcar una educación financiera a nuestros hijos para que sean más libres?

No se si inculcar es la palabra que yo eligiría pero sin duda tener educación financiera permite tomar mejores decisiones y con ello estar más en control de nuestras experiencias vitales. Generalmente la forma de relacionarse con el dinero se aprende en casa, modelando lo que han hecho y dicho nuestros padres al respecto. Si hemos tenido la fortuna de haber tenido padres con ideas correctas sobre cómo manejar adecuadamente las finanzas domésticas tendremos buenos modelos y muchas más posibilidades que si hemos tenido padres con ideas equivocadas. Si tenemos el privilegio de ser padres deberíamos asumir la responsabilidad de ofrecerles información práctica sobre algo a lo que nuestros hijos van a dedicar una parte muy importante de sus vidas: conseguir dinero.

7. Si Vicens fuera un libro, una película, un postre, una planta, un país y un personaje histórico, sería …

Si fuese un libro sería Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas, si fuese una película sería Bailado con lobos, si fuese un postre sería una manzana, si fuese una planta sería una enredadera, si fuese un país sería el país de nunca jamás, si fuese un personaje histórico sería el ayudante personal de Leonardo Da Vinci.

8. En un país donde los bancos se quedan con tu casa, tú te quedas con la deuda, ellos venden la casa y tú sigues con la deuda… ¿Crees que habrá una solución a corto plazo para que los bancos acepten la dación en pago o es algo inviable es nuestro país? ¿A qué crees que se debe el pasotismo general que sólo se ve interrumpido por GOOOOOOOL?

No creo que haya ninguna solución a corto plazo y tengo serias dudas sobre si la habrá a medio o a largo. La crisis en la que vivimos es una crisis social, no una crisis económica. La crisis económica es el reflejo de una sociedad más interesada en distraerse que en educarse, en señalar culpables que en asumir su responsabilidad, en protestar que en crear cambios. Nosotros somos esta sociedad, y ella es el reflejo de nosotros. Mientras uno sea corrupto, avaricioso, y codicioso, no debería de asombrarse de estar dirigido por políticos corruptos, avariciosos y codiciosos, pues ellos son nuestro mismo reflejo y nosotros somos ellos.

9. ¿Qué grandes lecciones querrías dejar enmarcadas para que toda la gente que amas y te aman nunca olviden?

No tengo este tipo de pretensión, y me conformo con que cada cual viva su vida a su manera, y que en el proceso sea lo más feliz que pueda.

10. ¿Cuál es tu filosofía de vida?

La vida es algo muy bonito y excepcional, y es nuestra responsabilidad vivirla con consciencia, saborear todos los matices que nos ofrece y velar por dejar la tierra mejor de lo que estaba cuando llegamos nosotros. Uno de los elementos que dificulta nuestra experiencia de plenitud somos nosotros mismos. Nuestra mente puede ser nuestra mejor aliada para explorar las posibilidades que la existencia nos ofrece, o nuestra torturadora. Muchas de las jaulas que nos aprisionan están construidas por nuestras ideas, y cuestionar estas ideas es liberarse de esas limitaciones autoimpuestas.

El dolor tiene una contrapartida física, pero el sufrimiento es una elección personal. En mi forma de vivir elijo el camino con más posibilidades, y decido ir constantemente a la raíz de lo que pudiera afligirme y explorar, sin huir, sin deseo de cambiar, el origen de mis retos. He descubierto que en el proceso de negar lo que es generamos sufrimiento, y que aceptando los hechos nos libramos de mucho padecimiento innecesario. Somos los autores de nuestras experiencias subjetivas y podemos colorearlas para que nos aporten riqueza y felicidad. Vivir es fantástico y reconocer la excepcionalidad de esta circunstancia es nuestro deber y nuestra responsabilidad.

5 de agosto de 2014

Dos lugares llamados; B 66 y B 33

En un tiempo lejano, ¡muy lejano! habitaban en algún lugar del universo unos habitantes llamados; vanidad, soberbia, rabia, envidia, odio,... entre otros más. Para identificar a este lugar le llamaremos: B 66.

En otro lugar del espacio/tiempo contemporáneo al anterior, al que llamaremos B 33 habitaban unos seres llamados; humildad, altruismo, compasión, empatía, honor, ... entre otros.

Para tratar temas de la comunidad, los habitantes de B 66 se reunían y dialogaban entre ellos con el fín de llegar a alcanzar acuerdos comunitarios.
Sin embargo, pocas eran las ocasiones en que se ponían de acuerdo entre sí, ya que el egocentrismo imperaba en ellos.
Al finalizar cada reunión, los habitantes emitían el resultado de estas en forma de energía (invisible para ellos, como para nosotros el oxígeno) y año tras año, década tras década, la energía se iba acumulando en una especie de nube.

Igual ocurría en B 33, sus habitantes debían de reunirse para tratar temas de convivencia.
Y también emitían el resultado de sus acuerdos en forma de energía que se iba acumulando y engordando con el paso de décadas y siglos, en forma de nube.

Un buen día, al albergar tal cantidad de energía las nubes de ambos lugares, no pudieron soportar más tiempo su carga y colapsaron.
A partir de entonces, a la carga liberada por la nube de B 66 se le llamó; Miedo
A la carga liberada por la nube de B 33 se le llamó; Amor

Ambas cargas liberadas viajaron y se repartieron por el resto del universo, llegando a tocar a planetas y seres que habitaban en estos... entre ellos, nuestro planeta Tierra.

Desde entonces los seres humanos hemos sido tocados por ambas energías. Pero como gozamos de libre elección, podemos eligir cual es la energía que recibimos y también cual emitimos. Así quizá, llegaríamos a formar una "nube" que impere sobre nosotros... La elección y la responsabilidad es tuya y mía.


25 de julio de 2014

Ahora o nunca

Ultimamente intento evitar ver los informativos por la cantidad de noticias desalentadoras que emiten. Es cierto que desde siempre han abundado en los informativos noticias de ese tipo, pero es que hoy "por casualidad", he visto la situación por la que están pasando miles de seres humanos en Oriente medio.

El conflicto entre Palestina e Israel en la franja de Gaza no es nuevo, estas dos culturas llevan miles de años cultivando el odio y la venganza, y esto genera lo que estamos viendo...
Es lógico que estalle la violencia y apliquen la ley de Talión o más conocida como; "ojo por ojo, diente por diente". No comparto esta lógica, pero la comprendo. Aún así, ya va siendo hora de que dejemos de aplicar esa antiquísima ley.
No soy conspiranoico, o mejor dicho, no quiero creer ni prestar mi atención a la conspiración, pero cabe la posibilidad de que algunas personas y en este caso estados, sean los responsables de crear la chispa que detona el "ojo por ojo..." por distintos intereses.

No sé si es por causa de la ley de atracción o por el ego, pero si sé que la violencia genera más violencia.

Es ahora o nunca (siempre es ahora) cuando deberíamos desechar la obsoleta ley del talión, porque demasiado daño ha hecho ya a la humanidad.
Es ahora o nunca cuando tenemos que emitir sentimientos de empatía, compasión y de amor, en general, hacia todos los que están sufriendo los envites de la oscuridad. Y aunque esto es más difícil; también emitir sentimientos positivos hacia los que provocan la oscuridad... A ver si así, dejan poco a poco de alimentar a sus pesados egos.

Yo también voy aprendiendo:







13 de julio de 2014

Sobre el cambio

Debido a las desigualdades sociales, a la avaricia y soberbia de algunos, a la mala gestión de los recursos naturales, etc. Muchos queremos y necesitamos un cambio en los distintos sistemas establecidos.

Imaginad; Que los economistas crearan y  pudieran llevar a cabo modelos económicos con el fin de un bien común.
Que los abogados defendieran la verdad de los hechos, a pesar de que sus clientes no fueran en todos los casos beneficiados.
Que los operarios de la construcción aplicaran su conocimiento y maestría en construir todos los edificios con materiales de la mejor calidad.
Y así cualquier otro profesional que antepusiera su corazón y voluntad, al materialismo compulsivo.

En este momento que ya no imaginamos, os habréis dado cuenta de un gran obstáculo para que esto sea posible... Si, eso es, las empresas!
Habrá personas valientes que trabajen por cuenta propia (autónomos) que pongan "por bandera" los valores que antes indiqué. Y con esto no quiero criticar la gestión de todos los empresarios, habrá de todo.

Lo que si creo que es posible, es ese cambio (con mayúsculas) en el que algún día trabajadores, empresarios y gobernantes, pongamos en práctica medidas alejadas del bien individual y cercanas al bien común... el de todos.
Para que esto llegue a ser realidad hay que empezar desde los cimientos, como para construir una casa, y estos cimientos son nuestros niños, ya sean hijos, sobrinos o nietos.

Una vez consciente el adulto de ese cambio, será capaz de dejar de "castrar" la magia, la creatividad, los sueños y la intuición de sus menores. Así según van creciendo y haciéndose adultos, pueden seguir desarrollando esos potenciales que en un futuro conducirá al mundo por un camino más justo.
Porque mientras sigamos educando a nuestros menores solo desde una mente racional y analítica, les seguiremos "cortando las alas" y su corazón se endurecerá. Y el destino de la mayoría de nosotros seguirá igual, o peor.

Para no dejar toda la responsabilidad a nuestros queridos niños, los adultos con alma de niño, que me consta que hay muchos, siempre podemos recuperar esos potenciales que por circunstancias fuimos dejando en el olvido.


10 de julio de 2014

Aprendiendo...

A pocos de nosotros nos agrada pasar por penalidades, sufrir, e incluso luchar para conseguir algún que otro pequeño o no tan pequeño objetivo. Preferimos alcanzar ese objetivo sin pasarlo "mal", acomodados en la pereza y en el conformismo... y más en estos tiempos, en los que no tenemos que acudir con un recipiente al Río más próximo para conseguir agua, ni tenemos que arar la tierra para conseguir alimentos.

En un verde valle podemos encontrar un bonito paisaje, pero si solo nos dedicamos a transitar por este cómodo paraje y no nos atrevemos (por pereza o por miedo) a escalar de vez en cuando un cerro o una montaña, nunca sabremos si ese bonito paraje puede ser superado allí en la cima.



Como dijo Carl Jung: "No se llega a la conciencia sin dolor. La gente hará cualquier cosa, no importa cuán absurda sea para evitar confrontar su propia alma. Uno no se ilumina imaginando figuras de luz, sino haciéndose consciente de la oscuridad".
A esto se refería el psicoanalista en "El viaje del héroe"; Una apasionante aventura para pasar de ser víctimas de nuestras circunstancias personales y convertirnos en héroes y heroínas de nuestra vida.

A todos nos duele sufrir (no sé si a los masoquistas también) y tampoco nos gusta sentirnos derrotados. Preferimos celebrar victorias, entendiendo a las victorias como retos personales, sin "pisar" a nadie.

Además, creo que hay que cambiar los conceptos de "pasarlo mal" y "pasarlo bien"... Mejor, nos pase lo que nos pase, tomarlo como un aprendizaje y desechar esa balanza del bien y del mal.

2 de julio de 2014

Desenredando...

Caer en las "redes" del consumismo es tan fácil que ni siquiera nos damos cuenta...
En general, en nuestros tiempos jóvenes quisimos deslumbrar con un bonito coche o una moto. Después vamos creciendo y le "echamos el ojo" a aquel piso o chalet de 200 metros cuadrados, que la mayoría no podemos costearlo, pero aparece esa entidad financiera que nos presta lo que haga falta para que con suerte algún día sea nuestro.

Si todo marcha bien, podemos ir pagando Mes a Mes las cuotas pertinentes del coche, del piso, y de multitud de "necesidades" para seguir disfrutando y si la buena salud acompaña, de una vida más o menos cómoda.
Transcurriendo nuestra vida de este modo, no veremos esas "redes" que indiqué al principio.
Sin embargo, como dicen por ahí; nada es para siempre y todo cambia...

Somos conscientes de esas redes del sistema de consumo, cuando por ejemplo; ese trabajo que creímos íbamos a tener perpetuo hasta la jubilación, un día resulta ser solo una ilusión pasajera.

Entonces surgen las preguntas hacia uno mismo y echamos la culpa a los que crearon el sistema. Nos vemos cargados de deudas, pero vacíos de valores.
Y es que, es todo un "lujo" tener un coche bonito y potente que nos lleva a cualquier lugar de una manera cómoda y rápida (la publicidad se encarga de que así lo veamos), pero mientras íbamos tan rápido, no nos dimos cuenta del paisaje... de esos árboles robustos que sirven de hogar a muchos seres vivos, o de esa sonrisa que te ofrece un niño cuando te cruzas en su camino.



 

29 de junio de 2014

Sentido grupal

En los últimos años, desde la revolución industrial, el mundo y los que habitamos en él estamos experimentando grandes y acelerados avances en los distintos campos científicos y tecnológicos. Avanzamos a un ritmo inimaginable en aquella época en la que las máquinas expulsaban vapor.
Hemos avanzado mucho las generaciones que nos ha tocado vivir en estos tiempos, a diferencia con épocas anteriores... Y me viene al "pelo" una frase que afirma Eduardo Punset: "Cualquier tiempo pasado fué peor". Una afirmación optimista, ante todo...

Lo paradójico es que en estos tiempos que tenemos de todo, o mejor dicho, que no nos falta de nada, nos sentimos solos y una de las enfermedades que está en alza, es la depresión. Otra paradoja es que, a los que desde siempre no han tenido la "suerte" de tenerlo todo, no les suele afectar dicha enfermedad mental... Es como si los que han conocido y después enfrentado a las dificultades y al dolor, estuvieran "vacunados".

Todos estos avances nos han hecho seres más independientes, por lo que no tenemos que depender de otros. Y esto nos lleva a la soledad que mal gestionada, es muy jodida de soportar.
El sentido grupal que antaño predominaba en los seres sociales, que somos los seres humanos, no lo veo hoy en día tanto como quisiera. Ese carácter humano en el que éramos más dependientes los unos de los otros.

Muchos de nuestros "males" desaparecerían, si se recuperara el sentido de lo cuidadoso y lo respetuoso. Y se tuviera en cuenta como nuestras actitudes, decisiones y acciones individuales, sí repercuten en los otros y en nosotros mismos. También en nuestro entorno. La contradicción es que para empezar a ver a los otros, hay que empezar a mirarse a uno mismo... Aunque con otros ojos.



17 de junio de 2014

El Aguila - cuento

Mientras caminaba por el bosque, un hombre encontró un aguilucho. Se lo llevó a su casa y lo puso en un corral, donde pronto aprendió a comer la misma comida que los pollos y a comportarse como estos. Un día un naturalista que pasaba por allí le preguntó al propietario porqué razón un águila, el rey de todas las aves, tenía que permanecer encerrada en el corral con los pollos.

-Como le he dado la misma comida que a los pollos y le he enseñado a ser pollo, nunca ha aprendido a volar- respondió el propietario-. Se comporta como los pollos y por tanto, ya no es un águila.

-Sin embargo -insistió el naturalista- tiene corazón de águila y con toda seguridad, se le puede enseñar a volar.

Después de discutir un poco más, los dos hombres convinieron en averiguar si era posible que el águila volara. El naturalista la tomó en sus brazos suavemente y le dijo: "Tú perteneces al cielo, no a la tierra. ¡Abre las alas y vuela!"
El águila, sin embargo, estaba confusa; no sabía que era y al ver a los pollos comiendo, saltó y se reunió con ellos de nuevo.

Sin desanimarse, al día siguiente, el naturalista llevó al águila al tejado de la casa y le animó diciéndole: “Eres un águila. Abre las alas y vuela”. Pero el águila tenía miedo del mundo desconocido y saltó una vez más en busca de la comida de los pollos.

El naturalista se levantó temprano al tercer día, sacó al águila del corral y la llevó a una montaña. Una vez allí, alzó al rey de las aves y le animó diciendo: “Eres un águila. Eres un águila y perteneces tanto al cielo como a la tierra. Ahora, abre las alas y vuela”.
El águila miró a su alrededor, hacia el corral y arriba, hacia el cielo. Pero siguió sin volar. Entonces, el naturalista la levantó directamente hacia el sol; el águila empezó a temblar, a abrir lentamente las alas y finalmente, con un grito triunfante voló.
Fuente: (encontrado por la red)


Este cuento me recuerda al "patito feo" que por circunstancias se crió entre patos sin saber que en realidad era un Cisne. Sin discriminar a los pollos y a los patos (cada cual hace su función), lo cierto es que en este caso, la moraleja común entre ambos cuentos es el olvido... El olvido que experimentó el águila de lo que Es y de los potenciales con los que la vida le brindó.

Infinidad de causas que se pueden resumir en; inseguridades o miedos, son las que nos apartan a todos de poder "volar" libremente... Sin embargo ahí sigue ese potencial, latente y preparado para despertar.

Un anexo:
El águila debe asumir el riesgo de moverse en un espacio sin límites, tiene que estar alerta para no caer en manos del cazador que la convertiría en trofeo de caza o en pieza de museo, tiene que luchar frecuentemente en la soledad y en un ambiente adverso para protegerse y defenderse. Es libre, sus alas le permiten surcar los cielos y explorar siempre nuevos horizontes.

6 de junio de 2014

La importancia de mirar por la ventana

Me atrevo a decir que todos en algún momento hemos dirigido la mirada hacia una ventana, nos hemos asomado al otro lado de esta, buscando una vía de escape o para relajar nuestra vista.
La sociedad y casi todos los que nos movemos por ella, tendemos a desaprobar el "simple" acto de mirar por la ventana. Se supone que debemos estar ocupando nuestra mirada en trabajar, estudiar o haciendo algo de provecho. Parece que realizar este acto inconsciente no produce nada... no sirve para nada. Se asemeja con el aburrimiento y la distracción.

El acto reflejo de mirar por la ventana no es para ver lo que está pasando afuera, al contrario, es un ejercicio para descubrir los contenidos de nuestra propia mente.
Es común imaginar que sabemos lo que pensamos, lo que sentimos y lo que está sucediendo en nuestras cabezas, pero rara vez lo sabemos del todo.

Según el articulo; The philosophers mail
"El potencial de soñar despierto no está reconocido por las sociedades obsesionadas con la productividad. Sin embargo, algunos de nuestras grandes ideas surgen cuando dejamos de tratar de ser útiles y respetamos el potencial creativo del ensueño".
"Nuestras ideas son como pájaros que revolotean alrededor de nuestra mente, en el aviario de nuestro cerebro" (Platón). Y para que las aves puedan resolver, Platón entiende que necesitamos períodos de calma de uso libre. Mirar por la ventana ofrece esa oportunidad.

Este curioso acto de introspección, al que no le había prestado atención si no es por el mencionado artículo, se asemeja a esas miradas perdidas de las que uno mismo no es consciente ( los que están alrededor si lo son ). Nos aquieta la mente... esos "pájaros" dejan de revolotear y como se menciona también en el artículo: "Al mirar por la ventana se nos ofrece una oportunidad para que escuchemos y llevemos a cabo las sugerencias y puntos de vista más tranquilos surgidos de nuestro ser más profundo."

Muchacha en la ventana. (Salvador Dalí, 1925)

30 de mayo de 2014

El próximo traslado

- He venido a verle porque usted es mi primer y mi último refugio - dijo precipitadamente.
- Eso significa que vienes a pedirme algo - respondió el anciano sonriendo.
- Han decidido trasladarme de provincia en el próximo relevo.
-¿No has permanecido aquí durante el periodo reglamentario? Esas son las normas para este tipo de puestos.
-El traslado ahora va a ser perjudicial para mí y para mi familia -dijo con humildad.
- Ya te informé de la naturaleza de tu trabajo desde el primer día.
- La verdad es que la provincia ha llegado a ser nuestra segunda casa. No podremos acostumbrarnos.
- Eso es lo que dicen todos tus compañeros, los que te han precedido y los de tu promoción.
Sabes perfectamente que tu traslado no se puede adelantar ni atrasar.
- ¡Que experiencia tan cruel! - exclamó con pesar.
-¿Por qué no te has preparado para ello, sabiendo que era tu inevitable destino? 
(Relato Egipcio)

Este pequeño relato, es un claro ejemplo (al menos así lo veo yo) de que las decisiones tomadas en cierto momento, más tarde o más temprano, generan sus consecuencias. Lamentarse no lleva a ninguna parte... y menos aún sabiendo que estas llegarán, como es el caso del personaje del relato.
Por otro lado, como en esta realidad estamos inmersos en "la incertidumbre de la dualidad". También cabe la posibilidad de cambiar el "inevitable" destino más próximo... ¡Pero claro! esta decisión también traerá sus consecuencias.
Ante cualquier situación decidas lo que decidas, sobre todo que no te quite el sueño, es decir, que no tengas remordimientos de conciencia.


24 de mayo de 2014

Hacia el conocimiento de uno mismo

Cuando nos preguntan sobre nuestros gustos, forma de ser y preferencias en general, solemos contestar como si en verdad nos conociéramos al cien por cien. La mayor parte de este conocimiento es inducido o inculcado desde el exterior, o sea, lo que vamos escuchando y viendo... Y ahora viene la pregunta; ¿Vemos y oímos lo adecuado para llegar conocernos?
Yo creo que en muchas ocasiones, hay que cerrar los ojos y "taparse" los oídos para poder ver y escuchar...

Conocerse a si mismo va más hacia el sentir. A tener el valor ( y las ganas) de mirar hacia lo más profundo... hacia tus emociones, las cuales te pueden hacer sentir "bien" o "mal"... da igual, porque al observarlas pierden su poder sobre ti.
Llegados a este punto, al observar lo que en muchas ocasiones "no queremos ver" y si no nos asustamos, nos comprenderemos y llegaremos a conocernos, no solo a uno mismo, también como dicen algunos grandes; a los demás y a la realidad que nos rodea.

Simbólicamente, en el juego del ajedrez cada pieza de este, e incluso su tablero, tiene su representación. Pero para no extenderme; entre reyes, reinas, torres, caballos y alfiles, se encuentran los peones (nosotros) que como ya sabemos, son los que solo se pueden mover por el tablero de una en una casilla, solo hacia delante y su tarea más importante es la posibilidad de llegar a alcanzar el otro lado del tablero para cambiarse por otra pieza de mayor valor...
Todo un reto! Es una forma de manifestación del camino hacia el conocimiento, es el viaje hacia la identidad del verdadero conocimiento de Si mismo. Como ocurre en el juego, emprender un viaje para así recuperar y reconocer nuestra verdadera identidad, derrotando al hombre viejo, para dar espacio al nacimiento del hombre nuevo.

El reto está servido... cuantos más valientes lo emprendamos, más nos comprenderemos y mejor nos llevaremos.



17 de mayo de 2014

Pinturas surrealistas

Me gusta contemplar esta clase de "realismo metafórico", porque parece como si la imaginación, creatividad e intuición que aplican los autores para realizarlas, en este caso Alexandra Khitrova, se contagiara.

Me llamaron la atención las siguientes. Para ver más, aquí; DeviantArt .













14 de mayo de 2014

Vídeo simulación HD de la formación de nuestro Universo.

El pasado Mes de Enero, astrónomos de la Universidad de Santa Cruz (California) publicaron un estudio sobre el modelo convencional de formación estructural del universo. El que sugiere que las galaxias están unidas por una especie de red cósmica.

Recientemente, un grupo de astrónomos han creado el primer universo virtual realista con la ayuda de 'Illustris', un simulador por ordenador sobre la formación de las galaxias que recrea 13.000 millones de años de evolución cósmica a una resolución sin precedentes.
El resultado es este espectacular vídeo, donde podemos observar como se fue formando esa red en la que parece que todo está conectado.

Según explican los autores,;_se utilizaron más de 8000 supercomputadoras funcionando en paralelo por todo el mundo para realizar los cálculos y un modelo físico completo_. Si hubieran utilizado solo una computadora de escritorio, los cálculos se hubiesen demorado más de 2.000 años.


3 de mayo de 2014

Los estados del tiempo

Huir de los errores pasados, de las malas experiencias o de la mala "suerte" pasada en general, lo considero un obstáculo en nuestro particular desarrollo personal. Sin embargo, al enfrentarte a lo que te duele llega un buen día en el que "atarás cabos" te sanarás y comprenderás el por qué pasó lo que pasó...

Me encontré con una cita de Steve Jobs, fundador de Apple ya fallecido, y que creo que hay que tomar en consideración viniendo de una persona que fundó una gran empresa desde su garaje, o sea desde abajo;

“No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante; solo puedes hacerlo mirando hacia atrás. Asi que tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna forma en el futuro. Tienes que confiar en algo, tu instinto, el destino, la vida, el karma... lo que sea. Porque creer que los puntos se conectarán luego en el camino te dará la confianza de seguir tu corazón, incluso cuando te conduce fuera del camino trillado y eso hará toda la diferencia.”

También me encontré el siguiente esquema. Asi que os haré pensar un poco más...
Desde siempre creemos que el tiempo es lineal (al menos así nos educaron). Es decir, que el paso del tiempo sigue una línea recta, como se indica en la imágen.


¿Ya lo has echo? ¿Has curvado esa linea temporal?... ¡Lo sabía!.
Bueno, pues al curvar esa linea nos encontramos con que el tiempo visto de manera circular y en como nos afecta, incluye otra posibilidad además de la tradicional linea temporal;
Comenzando desde el futuro pasaríamos por el presente para llegar al pasado. O, futuro, pasado y presente... Es igual, el caso es que los tres estados del tiempo dependen entre sí, e influyen de igual manera en nosotros.
Para concluir y no liarme más, decir que el tiempo puede ser una ilusión generada por tu mente y la mía, para de alguna forma medirlo y situarnos en esta realidad... y así nos sirve al igual que los relojes.
Así que lo mejor es vivir en armonía sin miedo a un pasado oscuro, y/o a un futuro incierto. Porque como apuntó Steve; "Creer que los puntos (estados del tiempo) se conectarán luego en el camino te dará la confianza de seguir tu corazón..."


28 de abril de 2014

Haciéndome cargo...

Estás ilusionado/a, llevas días esperando ese día señalado en el que junto a personas especiales para ti, se planeó pasar un día en un entorno natural, el que gracias a su pradera bien cuidada, sus árboles centenarios y un río con su agua cristalina os espera para disfrutar, para desconectar o para conectar (según se mire)...
Llega ese día señalado y te encuentras eufórico/a, deseando llegar para "plantarte" en ese lugar escogido.

Por fín llegas a tu destino programado, ese estado de euforia se convierte en alegría y bienestar, o sea felicidad...
Estáis descargando las cosas del coche para depositarlas en la frondosa y cuidada pradera cuando de pronto comienzas a sentir un aire frío, poco común en época de Primavera. Miras hacia arriba y observas una gran nube negra que abarca todo el horizonte observable.

Piensas, -¡Se fastidió el día!-. Ese anterior estado de bienestar se evapora, dejando lugar a un estado de rabia e impotencia. Te sientes decepcionado/a con la naturaleza por no cumplir tus expectativas, e incluso miras a alguno de tus acompañantes y le dices (o te dice, depende del nivel de cada uno) -¡Te lo dije!... esta es mala época para venir, pero como nunca me haces caso, así nos va-.

En dichas circunstancias se culpó a la naturaleza y a quién se tiene al lado por no cumplir nuestras expectativas o planes de futuro.
Es una típica tendencia a dramatizar una situación y a culpabilizar al exterior lo que en realidad se encuentra en nuestro interior, es decir, hacer responsable a los demás de nuestros sentimientos.

Cuando en ocasiones soy consciente de hacerme cargo de lo que hago, pienso y siento... de que la responsabilidad recae única y exclusivamente en mí, todo a mi alrededor cambia.

No eres más que nadie cuando asumes las consecuencias de lo que te ocurre, pero sí podrás ver todo desde otra perspectiva. Una perspectiva que no se puede explicar, solo sentir.
Y sí, lo sé... es complicado, por eso dije que "en ocasiones". La verdad es que es más fácil echar la culpa a los demás.



21 de abril de 2014

Gracias, Lo siento...

Con el paso del tiempo y año tras año, los seres humanos unos antes otros después, vamos madurando y evolucionando.
Siendo sincero conmigo mismo creo que con el paso del tiempo algo he aprendido... os cuento:
Yo que soy el administrador de este blog y los que asiduamente lo leéis sabéis que temas trato; Pues eso, que yo he odiado, me he vengado (o al menos lo intenté), he sido celoso, he sentido rencor,... por tanto, he sufrido. Por otro lado, también he tenido alguna que otra virtud, pero como no soy vanidoso pero si algo tímido, no las publicaré :)

El caso es que como indiqué al principio, normalmente vamos evolucionando.
A día de hoy, quiero dar las gracias (con mayúsculas) a todo aquel que me hizo sentir aquellas emociones pasadas, darles las gracias por hacerme ver lo que tenía que "limpiar" dentro de mi y decir lo siento (también con mayúsculas) por no haberme dado cuenta antes, por no haber sido consciente.

Recuerdo que ya lo indiqué en un anterior post, pero me lo vuelvo a recordar:
La esencia de las artes marciales es ver a tu "oponente" como una extensión de uno mismo, no como tu rival al que tienes que machacar.
Cuando el oponente nos derrota, hay que agradecerle por enseñarnos nuestros puntos débiles, los cuales tenemos que mejorar.
Cuando le vencemos, ofrecerle nuestro respeto ayudándole a levantarse y curarle si es necesario.


17 de abril de 2014

La esencia de la vida es la abundancia

Comparto el siguiente texto escrito por el confereciante y desarrollador personal Sergio Fernandez. El que si leemos con atención (tarea fácil para los aficionados a la lectura), nos resonará y hará reflexionar a más de uno/a sobre la responsabilidad que tenemos con nuestros propios pensamientos y la importancia de ser conscientes de los pequeños actos en el día a día...
No me enrollo más, Ahí os dejo con el pensamiento de Sergio:

La escasez es la alteración de la tendencia natural de la vida a la abundancia. La esencia de la naturaleza es la abundancia y la escasez es una anomalía. Tanto es así que la vida es abundante incluso cuando es escasa.

La vida es abundante incluso cuando manifiestas escasez. Esto ya lo sabes por experiencia. Si se estropea el secador y al día siguiente la lavadora, ya sabes que está muy cerca el día en el que el frigorífico o el coche sufrirán una avería.

La vida no juzga y lo único que hace es entregarte abundancia de aquella energía con la que previamente hayas sintonizado.

La vida entiende que aquello que piensas es aquello que deseas y por tanto te entrega abundancia de ello. Se trata sólo de sintonizar con la vibración adecuada. Si estás en la energía de la abundancia, te proporcionará, sin juzgar, más abundancia. En el caso de que hayas decidido sintonizar con la escasez te facilitará, sin juzgarlo, escasez. La vida es un espejo enorme que refleja y magnifica –en abundancia- aquello que piensas.

El Universo es abundante incluso cuando es escaso. De hecho, el concepto de escasez es extravagante en la naturaleza. La vida es abundante en todas y cada una de sus expresiones y lo contrario es una alteración provocada por un ser humano. Por eso cuando sintonizas con una energía determinada obtienes más de eso, sea esto lo que sea. Incluso cuando sintonizas con la energía de escasez, la vida te proporciona más escasez, hasta tal punto es abundante y generosa. Recuerda que su misión no es juzgar sino estar a tu servicio y facilitarte que obtengas aquello que piensas.

Habitas un mundo abundante que te ofrece agua, oxígeno, alimentos y la posibilidad de relacionarte con otros seres humanos y tú no has tenido que hacer nada para que todo eso esté allí. Habitas un mundo abundante que permite que cada célula de tu cuerpo desempeñe su trabajo meticulosamente y, en el caso de que sospeche que algo no funciona bien, hace lo necesario para corregir esa situación en solitario o en colaboración con otras células… ¡y tú no tienes que hacer nada! Habitas un mundo en el que hay inventos, máquinas, alimentos, avances tecnológicos, animales, plantas, personas y experiencias por vivir como para poder llenar tu vida infinitas veces y tú no has tenido que hacer nada para que todo eso esté ahí… Esto produce en mi un profundo sentimiento de gratitud… ¡gracias!

La escasez es la alteración de la tendencia natural de la vida a la abundancia, por eso estás provocando una anomalía cuando no disfrutas de una vida holgada y cómoda, sin estridencias ni derroche, pero con el estilo de vida que hayas elegido. Sin embargo estás tan acostumbrado a ver y a experimentar la escasez que es posible que hasta hayas llegado a considerar que es una parte más de la vida. No lo es y por tanto su presencia debería extrañarte en cualquier forma en la que se manifieste. Debes manifestar asombro cuando ante tu vida se presente la escasez.

Cuando sintonizamos con la energía de abundancia cada vez nos van mejor las cosas y cuando lo hacemos con la de escasez cada vez nos van peor, que es la manera que tiene el Universo de cumplir el deseo que le hemos pedido de escasez. La abundancia, como la escasez, es una decisión. No es posible entender la profundidad del cambio de paradigma que entraña esta idea y seguir como si nada así que la repetiré por si acaso: La abundancia, como la escasez, es una decisión. En el plan divino del Universo no creo que estuviera previsto que tú, precisamente tú, manifestarás escasez de modo que tiene que ser una decisión, consciente o no, pero decisión.

La abundancia es la esencia de la naturaleza así que tú, que formas parte de la naturaleza, también eres en esencia abundancia. Si de un pino, cortas una rama y obtienes un trozo de madera, ese pedazo nuevo aún seguirá siendo madera de pino. Tú eres una pequeña parte de un mundo abundante y por lo tanto tu esencia es la abundancia.

Eres parte de la naturaleza y tu esencia es la abundancia. Lo siento pero no puedes ser una excepción y, por tanto, sólo tienes que volver a sintonizar con la energía de prosperidad para volver a disfrutar de ésta en todos los aspectos de tu vida.

Fuente: Pensamiento positivo.org


9 de abril de 2014

Consciencia transgresora

Decimos los humanos que aquello que nos distingue de otras especies es la consciencia: Podemos percatarnos, darnos cuenta, en el sentido de arrojar luz sobre algo, de querer ver, mirar y cuestionarnos aquello que vemos.

La imagen del iceberg es interesante en ese sentido como metáfora: sólo una parte emerge del agua, lo consciente que se hace visible; mientras que lo inconsciente, que tiene una mayor masa, permanece debajo, oculto y sostiene lo visible. Aunque no lo veamos a simple vista, está. Esta imagen es una sugerente metáfora para mostrar como todo aquello que no vemos (y quizá no queremos ver) continúa funcionando y nos dirige.



La película ‘The Matrix’ es una buena parábola para ilustrar que ocurre cuando uno decide tomar conciencia: 
En un momento dado, Neo se encuentra ante la tesitura de tomar la pastilla roja o la azul. Morfeo le avisa que una vez se decida por una u otra, no hay vuelta atrás. Opta por tomar la roja.
En una escena posterior, Morfeo le muestra la realidad del mundo de las máquinas y le dice la famosa frase; "Bienvenido al desierto de lo real". Y Neo, ante el desierto de lo real, desearía volver hacia atrás y tomar la pastilla azul. Que por cierto, es lo que ocurre en Un mundo feliz, de Aldous Huxley, donde se nos muestra una sociedad medicada para evadirse.

Nos agrade o no, la especie humana tenemos esta capacidad de tomar consciencia (y recordar) sobre nuestra manera de ser, hacer y actuar. El uso que hagamos de esa consciencia nos puede llevar de un estado de zombificación, en el que apenas nos planteamos algo sobre nuestras vidas y nos damos el papel de víctimas de las circunstancias, a un uso activo de la consciencia, en el que podamos cuestionarnos la vida que estamos llevando, nuestras necesidades reales, nuestros deseos y esperanzas y eso nos puede llevar a tomar decisiones. Pasamos de una vida que nos ocurre a una vida que lideramos, por utilizar una palabra de moda.

Es en este sentido que hablo de consciencia transgresora. Del latín transgredior, ir (gradior) más allá (trans), atravesar, sobrepasar. 
Creemos que las revoluciones son sólo externas, cuando también pueden ser internas y probablemente empiecen en ese terreno. Podemos poner en funcionamiento nuestra consciencia y empezar a decidir en nuestras vidas, aunque también tenemos la opción de no ponerla en funcionamiento y acomodarnos en el "esto es lo que hay".

Fuente: Eulàlia París, antropóloga y terapeuta.