24 de abril de 2016

El pensamiento de Baruch Spinoza

Partiendo de la innegable influencia de Descartes, creó un sistema muy original, con mezcla de elementos propiamente judíos, escolásticos y estoicos. En lo que se refiere a Descartes, este había considerado la existencia de tres sustancias: el pensamiento, la extensión y Dios. Spinoza reduce estas tres sustancias a una sola: sustancia divina infinita, que según la perspectiva que se adopte, se identifica bien con Dios,o bien con la Naturaleza (ambos términos llegan a ser equivalentes para él, según su célebre expresión; Deus sive Natura).
Mas info: Wikipedia

"He contemplado los afectos humanos, como son el amor, el odio, la ira, la envidia, la misericordia y las demás afecciones del alma, no como vicios de la naturaleza humana, sino como propiedades que le pertenecen como el calor, el frío, la tempestad, el trueno y otras cosas por el estilo a la naturaleza del aire"



El Dios o Naturaleza de Spinoza hubiera dicho:

¡Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho! Lo que quiero es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida.

- Quiero que goces, que cantes, que te diviertas y que disfrutes de todo lo que he hecho para ti.

- Deja ya de ir a esos templos lúgubres, oscuros y fríos que tu mismo construiste y que dices que son mi casa.

- Mi casa está en las montañas, en los bosques, los ríos, los lagos, las playas... Ahí es donde vivo y ahí expreso mi amor por ti.

- Deja ya de culparme de tu vida miserable; yo nunca te dije que había algo mal en ti o que eras un pecador, o que tu sexualidad fuera algo malo.

- El sexo es un regalo que te he dado y con el que puedes expresar tu amor, tu éxtasis, tu alegría... Así que no me culpes a mí por todo lo que te han hecho creer.

- Deja ya de estar leyendo supuestas escrituras sagradas que nada tienen que ver conmigo. Si no puedes leerme en un amanecer, en un paisaje, en la mirada de tus amigos, en los ojos de tu hijito... ¡No me encontrarás en ningún libro!

- Confía en mí y deja de pedirme. ¿Me vas a decir a mi como hacer mi trabajo?

- Deja de tenerme tanto miedo. Yo no te juzgo, ni te critico, ni me enojo, ni me molesto, ni castigo. Yo soy puro amor.

- Respeta a tus semejantes y no hagas lo que no quieras para ti. Lo único que te pido es que pongas atención en tu vida, que tu estado de alerta sea tu guía.

- Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno.

- Deja de creer en mí; creer es suponer, adivinar, imaginar. Yo no quiero que creas en mi, quiero que me sientas en ti cuando besas, cuando arropas a tu hijita, cuando acaricias a tu perro, cuando te bañas en el mar...

- Me aburre que me alaben, que me agradezcan. ¿Te sientes agradecido? Demuéstralo cuidando de ti, de tus relaciones, del mundo.Expresa tu alegría! Esa es la forma de alabarme.

- No me busques afuera, no me encontrarás. Búscame dentro... ahí estoy, latiendo en tí.

Fuente: Creer o saber; De Pilar Turégano y María Vico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes algo que decir, opinar o aportar... Bienvenido será.